ASESORIA Y CONSULTORIA JURIDICA, EN EDUCACIÓN Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y ENTRENADOR EN LIDERAZGO

Abogado, Especializado en Gestión Pública, Maestría en Administración Pública (curso seminario de Tesis). Docente Universitario, investigador y capacitador. Columnista y conferencista en liderazgo, emprendimiento e innovación. Conciliador en Derecho. Amplia experiencia en el sector educativo, Administración Pública y liderazgo. Experto en gestión de fortalezas. Apasionado de la psicología positiva. No dude en contactarme y efectuar su consulta que de inmediato se dará respuesta oportuna a su llamado o consulta


UN NUEVO MODELO DE LIDERAZGO

Los nuevos líderes y trabajadores del futuro deben tener una habilidad que pueda venderse al rededor del mundo. Con esa habilidad; construir una marca personal, idea o un producto. También, colaborar con otras personas que son diferentes a nosotros, de ciudades distintas, de otras nacionalidades, de especialidades y géneros no iguales. Si no tenemos clara esa habilidad, seremos rápidamente reemplazados.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Es hora de la tercera vía

 Por Obert Alejandro Ortiz R

Diciembre 24, 2012 a las 1:00 am: Diario la Naciòn

No me referiré aquí al concepto de la tercera vía propiamente utilizado a mediados de los años 90 como “eslogan apto para promover la renovación de la social-democracia o de la izquierda democrática en Europa e incluso del ala progresista del Partido Demócrata en los Estados Unidos” (Luciano Tomassini), ni al contexto de las ideas del presidente Santos que percibe a la economía alternativa, entre el neoliberalismo y un fuerte intervencionismo del Estado o, de acuerdo con su frase: “el mercado hasta donde sea posible, el Estado hasta donde sea necesario”; sino a una tercera vía urgente y necesaria en el departamento del Huila que encarne un nuevo proyecto político y con una nueva clase política distinta a la de liberales y conservadores de cara a las próximas elecciones atípicas que deben surtirse. Reitero: qué mejor oportunidad como esta coyuntura que tenemos, pues seremos objeto de la mirada, análisis y estudio de distintos agentes regionales, nacionales e incluso internacional para direccionar un proceso responsable y transparente.

Si realizáramos una encuesta a los huilenses, lejos de tintes y apasionamientos políticos, en cuanto si desea apoyar los dos candidatos que ya mostraron su interés en ser gobernadores y que vienen de perder procesos electorales (con un desgaste natural), o si prefieren un proyecto político nuevo y gerenciado por una clase política distinta a quienes han maniobrado los intereses del Departamento o han insistido con sus candidaturas; la respuesta de un alto porcentaje, sin temor a graves márgenes de error, sería que la población aprovecharía esta coyuntura para elegir o escoger esta tercera vía planteada.  Es decir, un proyecto político diferente, con sangre nueva, con un líder  bien formado, generoso y sin mañas en la actividad política.

Tenemos los componentes necesarios para impulsar esta “tercera vía”. Sólo necesitamos que la clase popular, ONG, gremios, intelectuales, académicos y líderes sociales (sociedad civil) nos conectemos y nos reflejemos como sociedad cohesionada, organizada, madura y capaz para exigir y actuar ante ese cambio que deseamos y en el que tenemos las llaves.

Somos conscientes que el Departamento viene cambiando sin prisa pero debe seguir sin pausa. Muchas personas no quieren ni se identifican con líderes a la gobernación que ya perdieron y menos, de partidos que tradicionalmente han venido usufructuando el poder.  “Sí se puede la tercera vía”.
Compartir

miércoles, 19 de diciembre de 2012

La coyuntura perfecta, Por Obert Alejandro Ortiz R.

Diciembre 19, 2012 a las 1:00 am
Que mejor coyuntura que la actual para reflexionar y repensar el futuro del Departamento, dado el impacto causado con la decisión de la Procuraduría y que culminó con la salida abrupta de la Gobernadora. No es hora de llorar y expresar solidaridad o acompañamiento,  ni de ser inquisidores para juzgar perversamente. Para quiénes nos apegamos al derecho y conocíamos el cúmulo y el contenido de las investigaciones que se adelantaban contra la ex Alcaldesa de Neiva, esta decisión no era una sorpresa.
Lo que sí merece todo el reproche social, es el hecho de otorgar un aval sabiendo que esto ocurriría. Como las deudas, tarde o temprano el plazo se cumple. Incluso, uno pasaría por alto lo del aval del partido. Pero no, que connotados abogados, líderes de toda índole y conocedores del asunto, hubiesen entrado en este juego y, de paso, contribuyeran a legitimar su actuar con la votación del pueblo. Reitero, a sabiendas que esto ocurriría. Esta es la razón por la que no se aceptan los lamentos. Existen ejemplos suficientes de personajes que han declinado a ejercer honrosas posiciones o la de renunciar a investiduras por investigaciones iniciadas, en curso o señalamientos. Aquí primaron otros intereses. Pero comprendo perfectamente el sentimiento personal y general al dejar el barco (sueños) ante una decisión jurídica. En el Huila, lo viví cuando anularon la designación de un importante rector de la Usco. Claro, fueron otras las causas y connotaciones. Entonces, varios aspectos me impiden  compartir argumentos desmedidos y desproporcionados de quiénes puedan estar felices, tampoco de los solidarios apasionados por la decisión ampliamente conocida a través de medios de comunicación. Por casualidad, conocí el contexto de los famosos convenios 110 y 111 de 2007 celebrados entre la Usco y el Municipio de Neiva y dada la experiencia en temas contractuales y de derecho disciplinario, lo tenía claro. “Traería grandes consecuencias”. Cuantos de los cercanos a la ex alcaldesa en ese momento estarán hoy a su lado. Estarán recordándole que todo está normal, que no se preocupe. Y eso que aún faltan decisiones. Pero ocurrió. No obstante, tenemos la excusa y oportunidad perfecta para tomar conciencia y actuar éticamente en esta “nueva gestión pública”, re direccionar el poder y responsabilidad del pueblo como elector e impulsar  la consolidación de nuevos liderazgos. ¡Vamos por un Huila decente!

miércoles, 12 de diciembre de 2012

La rendición de cuentas, Por  Obert Alejandro Ortiz R

Diciembre 12, 2012 a las 12:20 am
En el marco de la rendición de cuentas que entregarán los gobernantes locales al finalizar su primer año de gobierno, en el caso de la gobernadora y su equipo que lo harán este miércoles; es importante generar la discusión sobre lo que actualmente se está analizando en América Latina, precisamente sobre el verdadero significado o contenido de un sistema de “rendición de cuentas (accountability) como política pública” que está conformada por un sistema con componentes integrados y complementarios y, no como solo encuentros para informar a unos pocos que se congregan (o los congregan) a escuchar la lista de actividades, generalmente maquilladas con imágenes, sobre lo que ha realizado un gestor público en un tiempo determinado. Esto fue debatido ampliamente en dos paneles y ocho conferencias internacionales en el encuentro del Clad sobre reforma del Estado y de la Administración Pública en Iberoamérica con la ejemplificación de 4 casos internacionales. Lo mismo ocurrió en el último encuentro internacional sobre investigación en gestión pública.
Lo fundamental es, sí esta rendición de cuentas obedece a una política pública discutida, con matices y estrategias propias de un gobierno abierto al ciudadano y con objetivos conducentes a generar confianza, participación  y transparencia. No sólo el de cumplir formatos del orden nacional. No requerimos congregaciones para que cuenten qué hacen y cómo desarrollan o cumplieron  sus actividades.
Deseamos conocer logros, metas cumplidas, indicadores sin cumplir a tan sólo un click (todos tenemos celulares). Es decir, que mientras cada servidor público está contando qué ha hecho y que le falta, más bien resolviera inquietudes de sus informes colgados previamente en las redes sociales a quiénes lo requieran, incluso, sin salir de casa. Crean en el poder de las redes. Cuántos recursos se ahorrarían.
Al fin y al cabo lo que se busca es mayor transparencia, fiscalización, control, evaluación, comparación, acceso a la información, límites a actos de corrupción y de abuso de autoridad, construcción de un entorno de pluralidad (participación) y relaciones asimétricas entre la comunidad y los gobernantes. Es necesario crear en el Huila, una red de “rendición de cuentas” como un ejemplo interesante en la promoción de estudios empíricos, rigurosos y documentados sobre la evaluación de la gestión en las entidades públicas nuestras para  conocer el impacto de los programas y políticas públicas de gobernantes versus el desarrollo logrado.

lunes, 3 de diciembre de 2012


Estilo de liderazgo – Obert Alejandro Ortiz

Diciembre 3, 2012 a las 4:11 am
En lo que va corrido de gestión de la Gobernadora, ya se tiene una percepción sobre el estilo de su liderazgo. Mediante encuesta surtida en las redes sociales a través de surveymonkey, el primer paquete conformado por 150 personalidades de diferente orientación política, formación académica (universitaria) y actividad, respondieron lo siguiente: 1.- Popularidad y reconocimiento 48.3%, 2.- Credibilidad en opiniones y propuestas 34.5%; 3.- Tiene competencia y capacidad en las funciones del cargo 46.8%; 4.- Presentación de Proyectos a nivel nacional, departamental e internacional tuvieron coherencia con  problemas y demandas específicas, sólo un 42.4% lo consideraron así. 5.- Capacidad de comunicación persuasiva e influencia con el fin de lograr objetivos, lo percibió positivamente un 60.7%. 6.- Capacidad de comprensión y análisis de problemas Departamentales y pensamiento creativo en su solución, sólo un 45% se mostró de acuerdo; 7.-  Los rasgos definidos por su comportamiento: Gestora o Gerente 12.1%, Impulsor Político 11.3%, Buscador de mayor poder 23.4, Negociadora 4.0%, Buscador de Recursos 8.1%, Jefe de la Administración Departamental 9.7%, Buscador de apoyos 4.8%, Representante de sectores o intereses económicos 8.1%, impulsor de Proyectos Económicos y Sociales 10.5% y Otro 8.1%; 8.- Competencias más importante que la caracterizan: Orientación a la comunidad 15.4%, Integridad 5.4%, Iniciativa 13.8%, Trabajo en Equipo 18.5%, Comunicación 5.4%, Visión de Negocio 16.2%, Aprendizaje permanente 4.6%, Visión del Departamento 10.0%,  Otro 10.8%; 9.- Sobre el Tipo/Perfil o Estilo de Liderazgo: Es Intuitivo 6.9%, Instructivo 2.3%, Carismático 23.7%, Entrenador/Facilitador 3.1%, Visionario 13.0%, Transcultural/Goblal 1.5%, De Liberación 2.3%, Ético 2.3%, Lateral 3.1%, Emocional 4.6%, E-Liderazgo(trabajo en red) 10.7%, Sin Límites 6.9%, Estratégico 25.2%, Innovador 4.6%, Narcisista 12.2%, Silencioso 5.3%, Gerente de Sueños 3.8%, Líder de 360 grados 0.8%, Liderazgo Sostenible 6.9%, Por Resultados 5.3%, Emprendedor 13.7%, Efectivo 7.6% y Otros 8.4%; y 10.- Cualidades más reconocidas: Planificación y Organización 14.2%, Análisis de problemas y soluciones 17.9%, Toma de  Decisiones 15.7%, Aplicación de prácticas e ideas  innovadoras 17.9%, Ganar la confianza 24.6%, Motivar y movilizar 14.9%, Comunicación eficaz 11.9%, Claridad de objetivos 9.0%, Negociación 26.1% y Otros 13.4%. Créanlo Dirigentes, sí los evaluamos. El liderazgo es fundamental. 11.- Percepción sobre la gestión a la fecha: Muy buena 15.3%, buena 27.4%, regular 30.6%, mala 25.8 y N/S-R 0.8%. Gobernantes, sí percibimos su liderazgo y pedimos a gritos buenos y mejores líderes. Escuchen a la ciudadanía.
Columna publicada en el Diario la Nación