ASESORIA Y CONSULTORIA JURIDICA, EN EDUCACIÓN Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y ENTRENADOR EN LIDERAZGO

Abogado, Especializado en Gestión Pública, Maestría en Administración Pública (curso seminario de Tesis). Docente Universitario, investigador y capacitador. Columnista y conferencista en liderazgo, emprendimiento e innovación. Conciliador en Derecho. Amplia experiencia en el sector educativo, Administración Pública y liderazgo. Experto en gestión de fortalezas. Apasionado de la psicología positiva. No dude en contactarme y efectuar su consulta que de inmediato se dará respuesta oportuna a su llamado o consulta


UN NUEVO MODELO DE LIDERAZGO

Los nuevos líderes y trabajadores del futuro deben tener una habilidad que pueda venderse al rededor del mundo. Con esa habilidad; construir una marca personal, idea o un producto. También, colaborar con otras personas que son diferentes a nosotros, de ciudades distintas, de otras nacionalidades, de especialidades y géneros no iguales. Si no tenemos clara esa habilidad, seremos rápidamente reemplazados.

jueves, 26 de septiembre de 2013

PAÍS LLAMADO TIERRA LIBRE


Jueves, 26 Septiembre 2013 07:45
    Escrito por  OBERT ALEJANDRO ORTIZ R en el Diario la Nación

Desconozco si por fortuna, ilusión, sueño, utopía, espejismo, quimera, engaño o necesidad en nuestro pueblo colombiano nos pusieron como tema de conversación: la paz.

En ello, están contribuyendo universidades, centros de pensamiento y hasta la Corte Constitucional que hace poco realizó un encuentro denominado “diálogos constitucionales para la paz” y también la Universidad Surcolombiana con su Seminario Internacional por la paz y el postconflicto. Teniendo en cuenta la trágica realidad que vivimos; el tema y la participación en estos escenarios constituye un escape para tratar si encontramos, por fin, una luz al final del túnel que nos devuelva la esperanza relacionada con la posibilidad de vivir en paz.

Paz, de la cual no tengo ni la más mínima idea entre todos sus significados el que nos aplica o implica en nuestro contexto. Desconocimiento que también asumo, lo padece la mayoría de los ciudadanos por no decir que todos. Lástima que a estos eventos no asisten lo que tienen la responsabilidad de promover el desarrollo y quienes se ufanan de generar opinión, entre otros. Por ejemplo, en el que promovió la Usco, lamentablemente no vi ni un alcalde, concejal, diputado o asesor de gobernante alguno.

Es más, no me encontré ni a nuestro promotor departamental de paz de los últimos gobiernos. Peor aún, ni siquiera a los más destacados, por no involucrar, a todos los columnistas. Y en el que se hizo en Medellín, únicamente observé del Huila, a un solo padre de la patria (el que estuvo en paro proselitista) pero poso para cámaras solo en la instalación del evento; por lo tanto, no aprendió nada de lo que se dijo en los tres días de diálogos con expertos nacionales e internacionales sobre los retos del proceso de negociación y de una paz posible.

Con este indicador, qué argumentos sólidos y contundentes vamos a tener para entender la paz como derecho, la justicia constitucional para la ciudadanía, cómo construir la paz, pensar y deliberar la paz desde la óptica constitucional, armar la paz o desarmar la guerra, cual rol a cumplir y cómo tomar en serio la paz, experiencias internacionales, cómo liberar a la sociedad del miedo, cómo alcanzar la justicia social, nuestro compromiso en buscar la paz, capacidad de perdón, justicia transicional, postconflicto y como lo expresara el Magistrado Jorge Iván Palacio: “Un país llamado tierra libre”.

jueves, 19 de septiembre de 2013

FORMACION EN PARTIDOS POLITICOS


Jueves, 19 Septiembre 2013 05:25

El informe “nuestra democracia” del PNUD y la OEA, resalta: “La democracia en América Latina ha vivido el periodo más prolongado de regímenes democráticos y designación de autoridades mediante elecciones. Pero, se observa frustración ciudadana ante la desigualdad de riqueza y poder, débil participación popular en los asuntos públicos, corrupción pública y privada, inseguridad ciudadana y debilidad estatal, entre otros. Una sociedad que cree poco en quienes la representan es una sociedad que puede terminar desvinculándose de la democracia”.

Este enunciado, sumado a la diversidad de partidos y movimientos políticos colombianos, me recuerda los contenidos e interrogantes del libro, “los partidos políticos” de Maurice Duverger: ¿sería más satisfactorio con regímenes sin partidos?, ¿estaría mejor representada la opinión si los candidatos se enfrentan individualmente a los electores, sin que estos puedan conocer realmente las tendencias de aquellos?, ¿estaría mejor preservada la libertad, si el gobierno encontrara ante sí más que individuos aislados, no coligados en formación política?.

Esto lo expreso porque, definitivamente necesitamos un resurgir de una nueva educación, formación y pedagogía en torno a los partidos y regímenes políticos a fin de contribuir en la constitución de una nueva clase dirigente salida del pueblo.

Los ciudadanos debemos comprender que cualquier tarea que hagamos incide o afecta ciertas tareas de los partidos y regímenes políticos o estructuras del gobierno.

Es lamentable que las universidades, incluso los mismos partidos no cuenten con programas de formación sobre: origen y evolución, teoría, estructura y armazón, sistemas, clasificación, tipos, categorías, alianzas, dimensiones, miembros y dirección de los partidos políticos; naturaleza y grados de participación; autoridad de dirigentes y parlamentarios; selección de gobernantes; nominación de candidatos; representación y deformación de la opinión; partidos y separación de poderes, autoridad gubernamental y funciones de la oposición.

En mi caso, ni en la Facultad de derecho ni en postgrado adquirí estas nociones, aunque recibí influencias de mi abuelo por su participación (como elector, simpatizante y militante) en el partido liberal dada su admiración a Gaitán, López Michelsen y Galán. Esto me contagió de su fervor político. Inicié con Galán y lo viví plenamente en la era Uribe. Pero me aterra no sólo la apatía de los ciudadanos, sino la inestabilidad y debilidad de los partidos y la inexistente formación de cuadros políticos durante estos últimos 20 años en Colombia. Bienvenido Uribe, su cátedra y Centro Democrático.


jueves, 12 de septiembre de 2013

OTRO ANUNCIO INAPLICABLE


Jueves, 12 Septiembre 2013 00:20


En una de mis columnas del 26 de noviembre del año pasado (no acatamos fallo), en otra (sí al juicio de responsabilidad), no sólo me sumaba a las voces de los sanandresanos sobre el desacato al fallo de la Corte de La Haya con relación a la pérdida de parte de nuestro mar, sino también a la de todos los colombianos dentro de los que incluyo al ex presidente Uribe que manifestó inmediatamente su posición personal; pero que al final guardamos prudencia ( con mucha ansiedad) para esperar un pronunciamiento oficial de nuestro Jefe de Estado, de gobierno y suprema autoridad ( que lo dilató como ha hecho todo), a fin de recibir ese anuncio (no en la versión de todos los efectuados e incumplidos) como ocurrió el pasado lunes y del cual ha recibido, especialmente en las redes sociales, todo tipo de conjeturas, más negativas que positivas porque quizás nos dejó en las mismas.

El hecho de no pronunciar “un no acatamiento” por el de inaplicabilidad, en versión de Serpa, no es ni chicha ni limonada. En realidad, con los decretos y puntos expresados no aporto novedad alguna dentro de las tesis del derecho internacional público para continuar con la defensa de lo que hemos tenido por casi doscientos años. Más bien, le votó la pelota y gran responsabilidad a la Corte Constitucional. Siempre esperé un discurso y acciones más contundentes.

Pero corrí con ingenuidad en que lo haría pronto y no en un escenario donde necesitaría aprobación popular para subir en las encuestas a causa de todos los errores que se le han sumado. En otras palabras, no en demagogia y populismo previo a unas elecciones (o reelección). ¿Fue demasiado tarde?, ¿volver a firmar un tratado?, ¿cuándo hará el trámite ante la Corte Constitucional?, ¿una distracción más a nivel interno para que cambiemos de chip?, ¿acaso el seeflower no está protegido por las naciones unidas?, ¿Cuándo y cómo hará la protesta con los amigos vecinos?, ¿acaso seríamos los únicos en el mundo en no acatar este tipo de fallos?, ¿ eso ya no la había advertido el Vicepresidente Angelino?, ¿modificaremos el tratado Esguerra-Bárcenas?, ¿Ortega protestó?. 

Da es tristeza escuchar las explicaciones de la Ministra de Relaciones Exteriores sobre la inaplicabilidad. Con franqueza y vehemencia: Los colombianos no acataremos fallo cueste lo que cueste.


jueves, 5 de septiembre de 2013

Parlamentarios en paro proselitista

Jueves, 05 Septiembre 2013 05:23



Sentí dolor de patria al leer dos páginas en este diario dedicadas a un parlamentario huilense quien justificaba su ausentismo durante todo este tiempo con sus electores al manifestar sin desfachatez que la cuestión era que se encontraba apoyando los campesinos con sus peticiones, pero mediante la figura del “paro proselitista”. Es decir, que su no presencia, era porque él también estaba en paro, pero paro proselitista. ¿Sí entendieron?, pues en su momento tampoco entendí. No obstante, de forma inmediata pensé en el hecho de si le descontarían de su no despreciable sueldo, las pocas horas de paro en las que permaneció, si tuvo la solidaridad o al menos se enteraron los miles de huilenses que en las pasadas elecciones le dieron el voto de confianza o quizás les haya podido atender la llamadita en la que le expresarían su acompañamiento incondicional. Pero bueno. Ya no interesa. Lo importante es que ordenó a su maquinaria iniciar acciones porque nuevamente quiere ser reelegido y entonces debemos apoyarlo. Y todos como un batallón en fila. A cumplir sus órdenes. Sin embargo, en las filas de ese batallón, levanto la mano o la bandera para preguntar: ¿Por qué los parlamentarios, incluido el que hizo paro, que son buenos mediadores, negociadores y mendigos ante el gobierno nacional, no han acompañado a nuestro gobernador y campesinos en esta coyuntura nacional del paro campesino?. ¿Se supone que la unidad regional no sólo era para votos?, ¿Qué estaremos esperando para que al menos se pronuncien con respecto a las peticiones tanto de los campesinos como de los vándalos o de la posición del gobierno?. ¿Sí intervienen, perderán votos?. Definitivamente, por eso es que admiro los parlamentarios de otras regiones donde se hacen sentir, no sólo para pedir puestos y participar en la torta de los gobiernos de turno. Vale aquí traer el ejemplo de representante del Valle (aun en época de no paro) Roberto Ortíz, que le gestionó y donó una casa en Pitalito a la señora Ana Lubi Escalante quien padece una discapacidad severa. ¿Cuántos de nuestros congresistas visitarían su casa y no hicieron nada?. Después se preguntan por qué les votan a los foráneos. Argumentarán que ellos también recogen votos fuera del Departamento. Tal vez por allá hacen este tipo de acciones y nosotros no conocemos. Entonces, ¿justificable el paro proselitista?.