ASESORIA Y CONSULTORIA JURIDICA, EN EDUCACIÓN Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y ENTRENADOR EN LIDERAZGO

Abogado, Especializado en Gestión Pública, Maestría en Administración Pública (curso seminario de Tesis). Docente Universitario, investigador y capacitador. Columnista y conferencista en liderazgo, emprendimiento e innovación. Conciliador en Derecho. Amplia experiencia en el sector educativo, Administración Pública y liderazgo. Experto en gestión de fortalezas. Apasionado de la psicología positiva. No dude en contactarme y efectuar su consulta que de inmediato se dará respuesta oportuna a su llamado o consulta


UN NUEVO MODELO DE LIDERAZGO

Los nuevos líderes y trabajadores del futuro deben tener una habilidad que pueda venderse al rededor del mundo. Con esa habilidad; construir una marca personal, idea o un producto. También, colaborar con otras personas que son diferentes a nosotros, de ciudades distintas, de otras nacionalidades, de especialidades y géneros no iguales. Si no tenemos clara esa habilidad, seremos rápidamente reemplazados.

viernes, 27 de diciembre de 2013

CRISIS INSTITUCIONAL O FUNDAMENTAL

Martes, 24 Diciembre 2013 05:05


Culminaba mi cuarto año de derecho cuando asesinaron a Álvaro Gómez Hurtado (2/11/95) y por fin empezó a entenderse con más ahínco sus ideas en cuanto a que lo que debíamos cambiar era el “régimen” y “ponernos de acuerdo sobre lo fundamental”, pero lamentablemente no hemos hecho nada. Desde esta fecha, he tratado de comprender las lecciones que me daba mi abuelo analfabeta (de ideas liberales) a finales de los 70 y parte de la década de los 80 al explicarme que Álvaro Gómez hubiese podido ser un buen, o quizás, el mejor Presidente de Colombia por su pensamiento (precisamente de cambiar el régimen y volver a lo fundamental), pero que por la sombra que le había dejado su padre (ex presidente entre 1950-1953) jamás llegaría a ser primer mandatario de los colombianos.

Evoco esta gran enseñanza, dadas las circunstancias que actualmente estamos viviendo en Colombia y que definitivamente nos hace, no sólo pensar, sino actuar, para ver de qué manera cambiamos este régimen que nos está agobiando y conduciendo a un túnel sin salida y regresar al sendero, o mejor, orientarnos para buscar y ponernos de acuerdo sobre lo fundamental, lo que verdaderamente nos pacifique hasta en nuestras familias. Esta sin salida de la Contralora con el Fiscal, del Procurador con lo de Petro, del Fiscal con el Procurador, la encrucijada del Presidente ante lo de Petro, la acción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos ante el caso de Petro, la actuación o no o choque de trenes de las altas cortes, los carruseles (de contratación y reelección), la pérdida de territorio con Nicaragua, enfrentamiento entre miembros de los partidos, congresistas desprestigiados, fabricación de leyes a diestra y siniestra para responder a exigencias internacionales, movilización ciudadana cada vez en aumento por inconformismo ante la solución de sus necesidades (campesinos, maestros, estudiantes, indígenas y hasta políticos), proceso de negociación de paz que aún no convence a la mayoría de los colombianos, carencia de verdaderos liderazgos y afianzamiento de los delfinazgos, etc., etc. Es decir, ¿Cuál prosperidad democrática para el país, cuando al parecer sólo ha estado pegada o justificada en la repartición de puestos?

Necesitamos cambiar esta realidad y promover un acuerdo fundamental en la que los colombianos tengamos unos propósitos superiores de justicia social y desarrollo económico. Pido esta reflexión a gritos como regalo de Navidad.

lunes, 16 de diciembre de 2013

TIMANA, 475 AÑOS


Lunes, 16 Diciembre 2013 05:48

El próximo jueves, el municipio de Timaná cumplirá un año más, y de acuerdo con las capacidades de liderazgo de sus dirigentes, así mismo será su celebración.

No es posible que uno de los cuatro municipios más viejos de Colombia, aún no sea referente dentro de la institucionalidad de las municipalidades en el país y en el contexto a pesar de la riqueza histórica que nos dejó la india llamada Gaitana y, por ello, su celebración no transcienda más allá de unos juegos deportivos, lanzamiento de un libro e inauguración de una sede bancaria. 

Lástima privarnos de una pomposa celebración con presencia de distintas personalidades incluidas las del gobierno nacional, departamental y municipal con promulgación de ley, decreto, ordenanza y acuerdos que exalten sus cumpleaños y nos preparen a un “Timaná 500 años”. 

Lástima también el poco compromiso y carencia de visión y liderazgo de su gente, pero peor de sus cientos de docentes, centenares de estudiantes, profesionales, servidores públicos y personalidades nacidas allí, que no hayan promovido un movimiento para despetrificar al municipio al que no se le ven avances de ninguna naturaleza a pesar de todas las cosas buenas que tiene (artistas, pintores, escritores, deportistas, cafés especiales, sitios turísticos, calidez de la población, ubicación estratégica, gastronomía, etc.) y en la que se utilice las redes sociales para que el mundo nos conozca y visite. 

Me gustaría participar en una celebración que contara con una exaltación y reconocimiento a lo mejor de los mejores que hayan hecho historia y la proyecten; que tuviera la participación de quienes están triunfando fuera del municipio; que sirviera de vitrina a una celebración del retorno; en el que se lanzara la visión prospectiva Timaná 2038; la socialización de su nuevo Plan de Ordenamiento Territorial como proyección a 25 años; en la socialización de cuentos, poesías e historias de cada uno de sus estudiantes para la ocasión; socialización de los análisis económicos, social, cultural y político efectuada por cada uno de sus docentes; en el que se mostrara a un Timaná tomando las banderas en Colombia de la mayor riqueza que tiene un pueblo como es el municipio; en el que se tuviera a Timaná como un Modelo de Municipio para el posconflicto; etc. Creo que es mucho pedir. No obstante, aún no vislumbramos un Timaná que trascienda más allá de Pericongo.


viernes, 6 de diciembre de 2013

MATERIAS PENDIENTES


Viernes, 06 Diciembre 2013 07:39

Justo ahora cuando nos disponemos a generar todo el ambiente necesario para contar con un plan estratégico que conduzca a hacer viable la “competitividad y la paz en la región del sur de Colombia” nos quedamos cortos en proyectos de infraestructura que nos conecte con el atlántico, pacífico y, desde luego, con los países vecinos.En la reunión inicial, no se vislumbró nada en cuanto a un mega aeropuerto ubicado estratégicamente en esta zona, que supla las necesidades de carga y transporte de pasajeros para la competitividad. Pero peor aún, revisados los pensum, materias  o cursos de las diferentes instituciones de educación, en especial del Huila, ni siquiera se evidencia que se enseñe, lo que significa tener un aeropuerto y menos derecho aeronáutico.  Aquí es donde quiero llamar la atención sobre el asunto.  A estas alturas de lo corrido de la civilización (claro cuando ni el 90% de la población ha tenido una experiencia de transportarse en un avión) y que no conozcamos una de las más importantes disciplinas jurídicas actuales, ya que regula a nivel nacional e internacional no sólo las actividades que tiene el espacio aéreo como protagonista sino también la problemática concerniente al transporte aéreo; es preocupante. Nos quedamos deslumbrados con el tema de la apertura comercial de Colombia y con la mera expectativa de sacar nuestros productos a otros lugares fuera de nuestra geografía, pero descuidamos algo fundamental como es que parte del comercio entre las naciones se efectúa por transportes aéreos internacionales aspecto en el que se requiere cautela, pues la normatividad internacional, en la mayoría de los casos es diferente; lo cual puede generar diversas interpretaciones con alcances jurídicos  complejos. Comprendamos que el derecho Aeronáutico es el conjunto de principios y normas de derecho público y privado, de orden nacional e internacional, que regulan las instituciones y las relaciones jurídicas dimanadas de la circulación aérea, o modificadas por ella, con referencia a las personas, las cosas y la tierra (DELASCIO, V.J.). Entonces, si al menos como abogados estamos actualizados en normativa sobre aeropuertos, compañías aéreas, aspectos legales y administrativos, navegación aérea, industria aeronáutica, instrumentos de administración y dirección de empresas aeronáuticas, dirección de recursos humanos y habilidades directivas de quiénes están en este sector; no seguiremos en deuda. ¡Pero qué!, si darán en concesiones los aeropuertos en Colombia y ni nos dimos cuenta.

lunes, 2 de diciembre de 2013

ORGANIZACIÓN DE LA REGION DEL SUR DE COLOMBIA

En la pasada “Cumbre para la competitividad del sur de Colombia” realizada en Neiva los días 28 y 29 de noviembre del presente año, donde participaron gobernadores, alcaldes, líderes empresariales, políticos y comunitarios, directivos de instituciones públicas (universidades), enmarcados en el lema: “aliados por la sostenibilidad y el progreso regional”; hubiese sido pertinente contar con la presencia y lecciones dadas hace exactamente un mes en el encuentro realizado en Barranquilla con la presencia del Ex - Primer Ministro de Inglaterra, Tony Blair, quien disertó sobre las experiencias internacionales de organizaciones regionales y modelos de articulación y desarrollo territorial a fin de contarnos lo mismo, pero a  quienes habitamos en el sur de Colombia y, así, comprender suficientemente lo que significa prospectar una región con una visión, objetivos e indicadores, estrategia, programas y proyectos claros para lograr el desarrollo que deseamos.

Consideraría importante que se hubiese aprovechado ese escenario (después de numerosos intentos en eso de la región surcolombiana) para aplicar las enseñanzas de Blair, en cuanto que para tener una organización (la región Surcolombiana) debemos empezar por una visión (que exprese las aspiraciones de sus líderes y sus principales grupos de interés, estar basada en un análisis de debilidades, oportunidades, amenazas y fortalezas, que inspire aspiraciones futuras y que permita la coordinación entre diferentes actores), objetivos e indicadores (concretos con números  y fechas), estrategia (basada en un entendimiento de los aspectos técnicos para alcanzar la visión, concreta y apoyada con metas para analizar su avance e implementada a través de un plan de largo plazo) y programas y proyectos (gestión por proyectos) lo cual conducirá a tener una región organizada mediante una estructura definida, financiación y funciones claras con recursos propios y una excelente gobernanza. Cómo ejemplo de esta enseñanza tenemos los casos de Croacia, Turquía, Canadá, Reino Unido, Francia y Alemania.


Es decir, nosotros podemos construir un plan regional sobre una base sólida existente (planes departamentales y regionales, visión regional y estrategia, otras agendas locales), pero debemos escoger un tipo de organización alineada con las capacidades locales de conformidad con los modelos de gestión público (contrato nación-región, agencias de desarrollo regional) o privada (Comités de desarrollo regional, Agencias de desarrollo regional, Agencia regional de desarrollo) y enfocándonos a áreas que más requieran apoyo para lograrlo.  Como Escuela Superior de Administración Pública-ESAP, estamos en condiciones de apoyar la creación de un Observatorio de la región surcolombiana  y la nueva región del sur de Colombia.