ASESORIA Y CONSULTORIA JURIDICA, EN EDUCACIÓN Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y ENTRENADOR EN LIDERAZGO

Abogado, Especializado en Gestión Pública, Maestría en Administración Pública (curso seminario de Tesis). Docente Universitario, investigador y capacitador. Columnista y conferencista en liderazgo, emprendimiento e innovación. Conciliador en Derecho. Amplia experiencia en el sector educativo, Administración Pública y liderazgo. Experto en gestión de fortalezas. Apasionado de la psicología positiva. No dude en contactarme y efectuar su consulta que de inmediato se dará respuesta oportuna a su llamado o consulta


UN NUEVO MODELO DE LIDERAZGO

Los nuevos líderes y trabajadores del futuro deben tener una habilidad que pueda venderse al rededor del mundo. Con esa habilidad; construir una marca personal, idea o un producto. También, colaborar con otras personas que son diferentes a nosotros, de ciudades distintas, de otras nacionalidades, de especialidades y géneros no iguales. Si no tenemos clara esa habilidad, seremos rápidamente reemplazados.

jueves, 23 de enero de 2014

REFORMAS A CUENTA GOTAS


Jueves, 23 Enero 2014 02:53


Después del escándalo por la reforma a la justicia que se pretendió llevar a cabo en el Congreso de la República y en el que quedó tambaleando, no sólo la imagen de los honorables patrias de la patria; finalmente se logró colar dentro de las aspiraciones de una reforma integral al sistema judicial de acuerdo con facultades otorgadas por parte de los Honorables Congresistas al Presidente de la República mediante las Leyes 1654 y 1642 de 2013, la reforma a la Fiscalía y Defensoría del pueblo. Esto poco ha sido de interés de los medios de comunicación y, tampoco, de los políticos para darlo a conocer. Por ello nuestro desconocimiento en cuanto a lo reformado y las implicaciones en materia de justicia que se esperan, concretamente en el Huila.

No obstante, al comenzar año académico, en especial, Facultades de Derecho, está la obligación de generar debates para comprender y contribuir en la aplicación del paquete de Decretos expedidos por el Presidente a fin de mejorar en la administración de justicia.

En la Fiscalía, tenemos los Decretos 016/14 “modifica y define la estructura orgánica y funcional”, 017/14 “define los niveles jerárquicos, modifica la nomenclatura, establece equivalencias y requisitos generales para sus empleos”, 018/14 “modifica la planta de cargos”, 019/14 “dicta normas sobre el régimen salarial y prestacional y otras disposiciones”, el 020/14 “clasifica los empleos y expide el régimen de carrera especial de la Fiscalía y de sus entidades adscritas”, el 021/14 “expide el régimen de las situaciones administrativas en las que se pueden encontrar los servidores públicos de la Fiscalía y de sus entidades adscritas” y el 022/14 “modifica el Decreto 0382 de 2013”.

En lo que tiene que ver con la Defensoría del Pueblo, están los Decretos 025/14 que “modifica la estructura orgánica y establece la organización y funcionamiento”, 026/14 “establece el sistema de nomenclatura y clasificación de empleos y se dictan otras disposiciones”, 027/14 “crea unos cargos en la planta de personal” y el 028/14 “dicta normas sobre régimen salarial y prestacional”. De estos cambios, como nos acostumbró Santos, ¿cuál será la mermelada a la que tendremos derecho precisamente en plena época electoral? Bueno, los políticos. ¿Cuantos fiscales, defensores o empleados de estos entes, aumentarán en el Departamento? ¿Cuáles metas para el Huila? Importante que le demos un debate público, dados los índices en seguridad ciudadana. 

jueves, 16 de enero de 2014

100 AÑOS DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Columna publicada en el Periódico Panorama de Arauca, Edición de diciembre de 2013

Para quienes contribuimos en la formación de nuevos dirigentes y servidores públicos, constituyó un privilegio participar el mes pasado en Cartagena en la celebración del primer centenario de la Ley 4 de 1913 “sobre régimen político y municipal”; disposición legislativa que incorporó los fundamentos esenciales de la actividad administrativa nacional y local (espíritu normativo que aún sigue vigente a pesar de las modificaciones constitucionales surtidas a lo largo de esta centuria). Dicho congreso internacional denominado “Cien años de administración pública: Retos y Perspectivas”, el cual fue impulsado y apoyado entre otras instituciones por nuestra Escuela Superior de Administración Pública-ESAP tuvo como principal objetivo, reflexionar sobre los principales retos y el futuro de la administración y gestión pública a fin de contribuir en la consolidación de una institucionalidad democrática, moderna, participativa y adecuada para la época actual de constantes cambios tecnológicos.  El hecho de recibir las críticas de los expertos en cuanto a los grandes tópicos de la Administración Pública, el balance de los esfuerzos armonizadores, cien años de administración pública en el mundo, cien años de administración pública en Colombia, retos y perspectivas para la administración pública, participación ciudadana y ciber administración, los retos actuales para Colombia, el rol cumplido por los dirigentes públicos, la posibilidad de auscultar sobre los  nuevos desafíos que enfrentará la administración pública colombiana y las estrategias que deben implementarse en función de dichos objetivos; superó con creces la gran expectativa que teníamos quienes asistimos a este histórico encuentro académico. Lo curioso fue que no observé ningún servidor público de Arauca, a pesar que tuvimos la asistencia desde el Presidente de la República, más de 6 Ministros, Fiscal General,  como invitados especiales, y la presencia  como asistentes desde gobernadores, alcaldes, Presidente del Senado,  etc. Evidencio este detalle, porque percibí de cerca el funcionamiento de la administración y gestión pública de este departamento durante el presente año que culmina y el balance no es sobresaliente por parte de sus dirigentes y, menos a lo largo de  los anteriores años. Ojalá que con la nueva territorial de la ESAP que se creará en esta ciudad a partir del 2014 para fortalecer la formación de nuevos cuadros de dirigentes públicos, se fortalezca la institucionalidad. No hay derecho que sigan ganando las estadísticas sobre investigaciones fiscales, disciplinarias, penales y hasta civiles, precisamente teniendo como protagonistas a los empleados (en sentido amplio) del Estado y comprometiendo la eficiencia de la gestión pública. No es difícil indicar que nuestra administración pública ha estado supeditada a la ineficiencia, patrimonialismo, formalismo y aislamiento burocrático, procesos incompletos de reforma, fragilidad en lo social, excesiva centralización, imitación de fórmulas extrajeras, modelo neoliberal (huida del Estado), enfoque minimalista del Estado, ausencia de debate científico y académico, intentos de imponer un modelo de Estado, inatención a problemas emergentes, procesos antidemocráticos (ciudadano invisible), visión centrada en el mercado, retroceso en derechos fundamentales y un alto déficit democrático; no constituye un secreto. Tampoco, es difícil entender en dónde estamos actualmente: mayores esfuerzos en democratización y profesionalización de la gestión pública, aumento de nuevas tecnologías de gestión, gestión para resultados orientados al desarrollo, mejores mecanismos de gobernanza, más participación ciudadana, amplios debates conceptuales sobre el deber ser de la administración y gestión pública y en una  dinámica cada vez más creciente en procesos de reforma y modernización del Estado. Pero, ¿hacia dónde vamos?: a la consolidación de un Estado Social y democrático de derecho, a un Estado que garantice una mejor posición al ciudadano, mayor gobernabilidad democrática, respeto absoluto de los derechos y garantías fundamentales, a un desarrollo sostenible y sustentable, con políticas públicas incluyentes que generen equidad distributiva, que permita reformas integrales y se evidencie la transformación del Estado, donde el derecho público genere seguridad jurídica, que tenga un enfoque en el ciudadano como único protagonista, que tenga una marcada planeación estratégica y organización, innovador y con modelos de gestión de calidad, con una profesionalización marcada por el mérito, la ética y la formación, que tenga comunicación con los distintos sectores y con la universidad, que privilegie la cooperación pública-privada, esto es, que predomine el fortalecimiento institucional (un gobierno abierto) y la buena administración o el buen gobierno. Sin embargo, esto no es tan fácil porque tenemos unos obstáculos que debemos superar: como es la falta de planificación y coordinación institucional, el aumento de demandas y protestas ciudadanas,  atención inadecuada al cambio climático (desastres naturales), crimen organizado (inseguridad ciudadana), crisis globales, corrupción administrativa, gestiones opacas de dirigentes, falta de discurso político y acción pública sumado a la falta de legitimidad, escaso liderazgo político y gerencial, desigualdad, pobreza, exclusión social, ausencia de evaluación y mejora continua y, porque no decirlo, de resultados. En Arauca sí que falta trabajarse este tema. ¡Viva la Administración Pública!.

lunes, 13 de enero de 2014

LE APUESTO AL CAMBIO



Lunes, 13 Enero 2014 04:12

Pasadas las festividades de fin de año, que por cierto nos aliviaron y oxigenaron un poco frente al agite político vivido para las próximas elecciones de congresistas, ya no queda más tiempo para esquivar tan honrosa labor como futuros votantes y participantes; razón por la que tenemos que definir si le apostamos al cambio, o por el contrario, seguimos manteniendo a los mismos que permanentemente criticamos, sin ninguna sorpresa o asombro de que algo cambie para el bien de nuestras instituciones o comunidad. Por lo menos, particularmente enfocaré todo lo que esté a mi alcance, para que lleguen diferentes personas, con nuevos y más destacados estilos de liderazgo, pero sobre todo, con una alta escala de valores éticos al seno del Congreso de la República.

Estamos en el momento coyuntural, por no decir que en la única oportunidad para que se ejerza de manera responsable y cuidadosa la selección de los mejores honorables padres de la patria, si es que en esta década del siglo XXI donde todo ha cambiado, podría seguir denominándoseles de esta manera.

Un reto importante al que debemos apostarle es a que se disminuya la abstención. No se concibe ya en esta época que una sociedad que se precisa ser completamente democrática se prive o cohíba de hacer uso de su derecho de elegir y ser elegido.

Afortunadamente los procesos electorales que se avecinan, concuerdan con la agenda académica de todas las instituciones de educación, situación que puede ser aprovechada, incluso como pedagogía, por parte de todos sus estamentos (docentes, estudiantes, egresados, padres de familia) y se contribuya en aumentar el número de electores que es, como he expresado, el mayor desafío que nos depara esta participación democrática a la que nos enfrentaremos.

Una masiva participación de la juventud es la que más queremos para que se tomen como suyo el proceso electoral y constituya la primera base de lo que tanto se reclama: inclusión.

En las aulas, siempre se les reclama a los jóvenes por su poca o nula participación en las contiendas políticas y una de sus respuestas es que no se sienten incluidos, bien por su candidato, bien por sus cuadros de campaña, bien por la identidad frente a sus ideas y, luego, por su posterior abandono, de quién salió electo. Muchas razones. Pero el cambio no llega si nos quedamos petrificados. 


viernes, 3 de enero de 2014

PROFETAS DEL SIGLO XXI


Jueves, 02 Enero 2014 00:00

Siempre aprovecho mis estancias en Timaná, para asistir a la misa dominical, y paradójicamente es orientada por el padre Octavio Tierradentro, quien siempre levanta polvareda en sus sermones. Si recordamos, en sus momentos fue enfático en expresarles a los feligreses su cuestionamiento si votaban por el actual gobernador, dada su práctica religiosa distinta a la católica. Estuve presente en esas oportunidades y recuerdo al pastorcito Pajarito asistiendo a una homilía como el más aplicado y fiel de los católicos en compañía del que fuera también Alcalde. El problema es que juntos lo defraudaron. ¿Qué ocurrirá si el gobernador al final no lo deja frustrado según sus argumentos? También presencié otra misa, donde un honorable parlamentario junto a su candidata a la Cámara de Representantes, asistieron con cara de arrepentidos para ver si allí el padre los evocaba en público, pero lamentablemente ello no ocurrió. Por lo tanto, no quedó otra alternativa sino de inundar con sus afiches en las puertas del atrio a toda la población. Diríamos que como el padre los ignoró, el hecho de lograr que la gente viera el bus de campaña estacionado al frente de la iglesia y la propaganda desplegada, habrían cumplido su cometido. Pero este domingo, presencié en su misa el sermón más controvertido y que si hubiese estado algún medio de comunicación presente, la controversia hubiese sido mayúscula. Calificó al único personaje que según él, ha defendido en Colombia el concepto de familia (la integrada por un hombre y una mujer) y que se ha atrevido a descalificar la conformada por un hombre con otro hombre, una mujer con otra mujer y que además adopten hijos; como uno de los nuevos “profetas del siglo XXI”. Que opinaría el papa Francisco de esta posición, cuando el mismo expresó al referirse sobre los gay que ‘¿quién era él para cuestionar esto si ellos buscaban el camino de Dios?’ Debemos entender que estamos en una época marcada por la constitucionalización de los derechos de los ciudadanos. ¿Qué hacemos entonces? ¿No evolucionamos en el concepto de familia cuando hoy es una realidad que existen más de 15 categorías en su conformación? Si estos son los profetas del siglo XXI, ¿nos regresamos a la Edad Media? Cuánto nos falta impulsar una nueva ola sobre estudios de epistemología, filosofía y teoría del conocimiento. “Feliz 2014”.