ASESORIA Y CONSULTORIA JURIDICA, EN EDUCACIÓN Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y ENTRENADOR EN LIDERAZGO

Abogado, Especializado en Gestión Pública, Maestría en Administración Pública (curso seminario de Tesis). Docente Universitario, investigador y capacitador. Columnista y conferencista en liderazgo, emprendimiento e innovación. Conciliador en Derecho. Amplia experiencia en el sector educativo, Administración Pública y liderazgo. Experto en gestión de fortalezas. Apasionado de la psicología positiva. No dude en contactarme y efectuar su consulta que de inmediato se dará respuesta oportuna a su llamado o consulta


UN NUEVO MODELO DE LIDERAZGO

Los nuevos líderes y trabajadores del futuro deben tener una habilidad que pueda venderse al rededor del mundo. Con esa habilidad; construir una marca personal, idea o un producto. También, colaborar con otras personas que son diferentes a nosotros, de ciudades distintas, de otras nacionalidades, de especialidades y géneros no iguales. Si no tenemos clara esa habilidad, seremos rápidamente reemplazados.

miércoles, 28 de octubre de 2015

GOBERNANZA PARA LA PAZ

Columna publicada en el Diario Panorama Araucano. 24 de octubre de 2015

Una vez superada esta campaña política y elegidos nuestros mandatarios locales, así como los Diputados, Concejales y Ediles, se viene un reto muy importante. No se trata de solamente designar los equipos para que realicen los empalmes con la administración saliente, sino a repensar por parte de los elegidos y su equipo, el énfasis que le darán a su propuesta programática para que sirva como faro orientador en la construcción del Plan de Desarrollo que se fundamente en una gobernanza para la paz.  Por lo menos, el Plan Nacional de Desarrollo, ya tiene esa estructura. No en vano quedarán los aprendizajes por el cambio presentado entre Cuba y Estados Unidos y, el apretón de manos del Presidente de Colombia, como producto de la negociación en la Habana con las FARC y la promesa efectuada en el encuentro de las Naciones Unidas.

En estos planes de desarrollo deben quedar estipuladas las bases para una  cultura de paz, de esa paz territorial que queremos, pues el Post-Acuerdo (que al firmarse y validarse) estará minado de otros tipos de problemáticas, ya que tendremos que superar muchas barreas como delincuencia común, microtráfico, contrabando, etc. Por ello, es que se debe fortalecer institucionalmente a los municipios. Ya el gobierno nacional tiene identificados los primeros 100 municipios que tienen debilidad institucional para su intervención en el marco del posacuerdo. Entonces, ¿cómo hacerlo?, y ¿con cuáles propuestas?. Indiscutiblemente que se debe iniciar con las capacidades administrativas que se tienen pero que se deben cambiar, a través del desarrollo de unas prácticas de buen gobierno (ciudadanías digitales, transparencia, participación, colaboración y rendición de cuentas), pero sobre todo, con una idea clara de gobernanza para la paz con la totalidad de los 1102 alcaldes del país para que estos sean provocadores de desarrollo, de equidad e inclusión.

 De acuerdo con las directrices del Alto comisionado para la paz, los próximos gobernantes locales deberán enfocarse en hacer ajustes institucionales en los territorios, generar capacidades y hacer innovación en la arquitectura institucional. Esa arquitectura que existe no le sirve al país, deben ser flexibles, adecuadas, en especial en los casi 900 municipios con menos de 20.000 habitantes que es donde más se percibe esta falencia. En estos pequeños gobiernos locales es donde más se debe trabajar con la presencia de gobiernos emprendedores, prácticas innovadoras y ciudadanías digitales empoderadas.

Así que todos los Araucanos y colombianos, tendremos las ideas, intereses y palabras contundentes  para colaborar con nuestra fuerza y el liderazgo en que nuestras instituciones le apunten en el “deber ser de la Administración Pública”. Es necesario, que nuestros conocimientos profundos en cuanto a la administración pública, se congreguen con una adecuada utilización de la política y, ésta haga parte del engranaje con el derecho administrativo, constitucional y la gestión como dispositivos necesarios en la formación de políticas y su implementación en los diferentes territorios para generar equidad y bienestar. Todos “tenemos que hacer acontecer”. Nuestro compromiso no es solo de sueños e ideales. Es hacer acontecer a través de la burocracia del Estado, que hoy está cada vez más integrada con el empresariado, grupos sociales, con la arquitectura reseñada y modelada para vislumbrar hechos reales en beneficio de la comunidad. No debemos cerrar una perspectiva gerencialista y tratar múltiples labores como la eficiencia, eficacia y efectividad, pues debemos agregar principios como la transparencia, ética, ubicuidad, valores y el interés público que es de difícil operacionalización. Señores gobernantes, el reto es inmenso en esta nueva etapa que nos proponemos frente al posconflicto o pos Acuerdo, con una ambiciosa  Gobernanza para la paz.  No hay otra coyuntura en Colombia, tan valiosa como la que tenemos, para empezar el cambio que nos permita doblar la página de dolor y empecemos la de la reconstrucción.