ASESORIA Y CONSULTORIA JURIDICA, EN EDUCACIÓN Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y ENTRENADOR EN LIDERAZGO

Abogado, Especializado en Gestión Pública, Maestría en Administración Pública (curso seminario de Tesis). Docente Universitario, investigador y capacitador. Columnista y conferencista en liderazgo, emprendimiento e innovación. Conciliador en Derecho. Amplia experiencia en el sector educativo, Administración Pública y liderazgo. Experto en gestión de fortalezas. Apasionado de la psicología positiva. No dude en contactarme y efectuar su consulta que de inmediato se dará respuesta oportuna a su llamado o consulta


UN NUEVO MODELO DE LIDERAZGO

Los nuevos líderes y trabajadores del futuro deben tener una habilidad que pueda venderse al rededor del mundo. Con esa habilidad; construir una marca personal, idea o un producto. También, colaborar con otras personas que son diferentes a nosotros, de ciudades distintas, de otras nacionalidades, de especialidades y géneros no iguales. Si no tenemos clara esa habilidad, seremos rápidamente reemplazados.

viernes, 27 de junio de 2014

DIA DE LOS SERVIDORES PÚBLICOS

Viernes, 27 Junio 2014 03:5

Columna Escrita  en el Diario la Nación.
Por fin en Colombia se toma la decisión de reconocer y celebrar la labor de los servidores públicos (1.200.000), situación adoptada de manera tardía mediante Decreto No. 2865 del 10 de diciembre de 2013 (ni siquiera fue por ley como en otros países), y cuyo único artículo estipula: “Declárese el 27 de junio de cada año, como día nacional del servidor público.

En este día las entidades deberán programar actividades de capacitación y jornadas de reflexión institucional dirigidas a fortalecer su sentido de pertenencia, la eficiencia, la adecuada prestación del servicio, los valores y la ética del servicio en lo público y el buen gobierno.

Asimismo, las entidades deberán adelantar actividades que exalten la labor del servidor público. El día 27 de junio de cada año, no se constituirá como de vacancia”. Este propósito había sido impulsado por la OIT en sus convenciones 151 y 157 de 1978 que se han ido incorporando en las Constituciones de cada país.

Incluso, Estados como Brasil, lo celebran desde 1937, Perú desde 1950, Ecuador desde 1966, República Dominicana desde 1981 y, así por todo Iberoamérica. Lo importante de todo esto, es la posibilidad de destinar un día para reflexionar sobre la labor que se cumple como servidor público, sus competencias, habilidades, destrezas, perfiles, principios, valores y su profundo reencuentro o revalorización de su vocación frente al servicio público. Cada país lo celebra a su manera.

Mejor, cada entidad lo reconoce o exalta de acuerdo a sus posibilidades y al talente de sus líderes, gerentes, directores o gobernantes. Pero digamos que lo que menos se frecuenta en este “viva a los servidores públicos”, son fiestas y menos con licor. Se impulsan son reconocimientos a los mejores, a los antiguos y a quienes han escalado meritocráticamente e impulsado innovaciones en la gestión pública. También, se la juegan con capacitaciones de alto valor agregado (Coaching), en fundamentación de valores que promuevan la eficiencia, responsabilidad, imparcialidad, legalidad, ética, transparencia, buena fe y vocación de servicio.

Se adorna, con actividades lúdicas, deportivas, recreativas, educativas y conferencias sobre motivación y crecimiento personal (son seres humanos).
La finalidad, estamos ante un nuevo renacer de la administración pública (management) y de un Estado moderno, eficiente y cercano al ciudadano. Por lo tanto, la exigencia en la modificación del comportamiento o ciertos antivalores que empañan al servidor público. Viva la burocracia.

jueves, 19 de junio de 2014

PROPUESTAS ANTICORRUPCIÓN


Columna publicada en el Diario la Nación, hoy 19 de junio de 2014 www.lanación.com.co

Una vez culminada la campaña presidencial, nos corresponde como ciudadanía activa generar espacios pertinentes para hacer que las propuestas sobre anticorrupción de los entonces candidatos se hagan realidad. Lástima, el cambio de sus posiciones para arrimarse al árbol que mejor diera sombra. Eso es un pésimo ejemplo, en particular, para la juventud. Sin embargo, a partir de sus postulados, debemos apoyar la construcción de estrategias que sean tenidas en cuenta en el nuevo gobierno para contar con un  escenario libre de corrupción. Clara López manifestó que para combatir  la corrupción en el Estado promovería un Gobierno con “voluntad política y manos limpias”, donde el  presupuesto público se utilice para garantizar los derechos a las personas y una regulación de las veedurías.  Enrique Peñalosa, que se uniría con los ciudadanos para lograr una “revolución” contra prácticas ajenas de mermelada y libre de maquinaria, promoción de la meritocracia, eliminación de la reelección,  inversión de recursos públicos limpia y eficazmente y sin comprar el apoyo de congresistas. Juan Manuel Santos, aseguró que la lucha contra la corrupción “estaría en el centro de la política criminal del Estado” , a los corruptos considerados “objetivos de alto valor”, reformar al Sistema Penal Acusatorio y electoral, “fortalecer la Unidad Anticorrupción, “mejorar la coordinación entre la Superintendencia de Sociedades- Financiera- Salud y la DIAN. Marta Lucía Ramírez,  propuso conformar un “bloque de búsqueda” contra los corruptos, eliminar beneficios y casa por cárcel a los condenados por actos de corrupción y publicar periódicamente los nombres de los mismos, además de una “estricta veeduría a la contratación y ejecución del presupuesto estatal”, realizaría consejos ciudadanos contra la corrupción” y promovería “penas ejemplares”,  “confiscación de bienes, declaración de renta al momento de posesionarse y de abandonar el cargo de funcionario y de sus familiares y limitar a un máximo de tres periodos la reelección en las corporaciones públicas. Oscar Iván Zuluaga  manifestó que impulsaría el diálogo popular”, el “fortalecimiento de las veedurías ciudadanas y auditorías visibles”, mejoraría la rendición de cuentas públicas y promovería el uso “intensivo” de las redes sociales para que los jóvenes vigilen y denuncien los actos de corrupción, así como la implementación de un Gobierno que “ejecute con honradez, eficiencia y sin derroche”.  Así las cosas, desde nuestro entorno, contexto y ejercicio personal, familiar y profesional, ¿qué propuestas adicionales proponemos para contrarrestar la corrupción en Colombia y región?.