ASESORIA Y CONSULTORIA JURIDICA, EN EDUCACIÓN Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y ENTRENADOR EN LIDERAZGO

Abogado, Especializado en Gestión Pública, Maestría en Administración Pública (curso seminario de Tesis). Docente Universitario, investigador y capacitador. Columnista y conferencista en liderazgo, emprendimiento e innovación. Conciliador en Derecho. Amplia experiencia en el sector educativo, Administración Pública y liderazgo. Experto en gestión de fortalezas. Apasionado de la psicología positiva. No dude en contactarme y efectuar su consulta que de inmediato se dará respuesta oportuna a su llamado o consulta


UN NUEVO MODELO DE LIDERAZGO

Los nuevos líderes y trabajadores del futuro deben tener una habilidad que pueda venderse al rededor del mundo. Con esa habilidad; construir una marca personal, idea o un producto. También, colaborar con otras personas que son diferentes a nosotros, de ciudades distintas, de otras nacionalidades, de especialidades y géneros no iguales. Si no tenemos clara esa habilidad, seremos rápidamente reemplazados.

jueves, 22 de diciembre de 2011

IDEAS PARA EL HUILA QUE VIENE

Me radiqué en Neiva hace cuatro años, en plena finalización de campañas políticas para alcaldías y gobernación. Desde entonces, me dediqué sin apasionamientos a apropiarme de las propuestas de los candidatos y posteriormente de la elaboración y ejecución de los planes de desarrollo de los gobernantes del Departamento en los cuales quedaron plasmados de alguna manera sueños y esperanzas para un cambio vanguardista. Sólo esperábamos liderazgo de los mismos. Afloraban las expectativas. Sobre la marcha del cuatrienio se empezó a edificar la percepción sobre la gestión, estilo de liderazgo y ejemplo de quienes elegimos. Imaginario no difícil de entender. Mandatarios destituidos, investigados (uno culminó con 50 investigaciones en procuraduría), con conductas no dignas de imitar, sin premios por su liderazgo y gestión, etc. Tal vez por ser época de navidad y fin de año la reflexión sobre este balance aún no se ha dado. Pero ésta debe ser profunda.

Tenemos nuevamente propuestas, habrán nuevos planes de desarrollo, comienza la segunda década del siglo XXI, disponemos de nuevos gobernantes y una incalculable oportunidad para formalizar “un verdadero pacto” con el que enfrentemos los desafíos del cambio social que actualmente vivimos y los que vendrán (crecimiento demográfico, distribución del ingreso, educación, seguridad ciudadana, calidad de la política, retos políticos, adaptación al cambio climático, sanidad, competitividad, productividad, etc.)

El Huila que viene debe mostrarnos con una visión optimista desde su entorno político, en sus desafíos sociales, económicos y culturales, entre otros, puesto que la ciudadanía está planteando nuevos objetivos que implican mayores demandas en cuanto a la participación en los procesos de diseño, deliberación y decisión de los asuntos públicos. Pero, ¿cómo nos damos cuenta de estas necesidades?.

Jóvenes intelectuales, técnicos y académicos, hombres y mujeres del presente y del mañana que hablan de un sueño: “un Huila mejor”; tenemos el reto de generar ideas, miradas, perspectivas para este “Departamento del futuro”, el “Huila que viene”, el que “nos merecemos”. Es necesario mostrar, demostrar y escribir todas esas ideas porque también está en juego nuestro futuro. Un sueño, que a pesar de todas las dificultades,  demoras y frustraciones no se extingue. Somos conscientes que abundan ideas y talentos, convicciones y ganas, y sobre todo, que estamos llenos de juventud y energía. Pero algo debe cambiar: ¿será la ausencia de liderazgo de nuestros dirigentes?.

Columna publicada hoy en el Diario la Nación: www.lanacion.com.co
 

miércoles, 14 de diciembre de 2011

LIDERAZGO RURAL Y MINERO

El fortalecimiento del sector agropecuario y minero en la presente administración debe continuar con el fin de generar mayor capacidad de producción, valor agregado, mejores canales de explotación, procesamiento, conservación y comercialización de productos, eficiencia en la utilización de recursos dispuestos e incremento de ingresos de los campesinos y mineros. Esto implica forzar el acelerador a los programas y proyectos que impulsen la administración rural, el desarrollo comunitario, formas organizativas y asociativas de los agricultores-mineros, entre otros asuntos. Así mismo, lograr cambios significativos desde la Secretaría del ramo con el fomento y solidez de valores, buenos hábitos y costumbres, actitudes de solidaridad, más y mejores prácticas productivas y comerciales de nuestros agricultores-mineros.
Quienes nos dedicamos a procesos de formación en liderazgo, por lo general nuestros clientes potenciales son docentes, empleados, estudiantes, servidores públicos, gerentes, líderes comunitarios y, todas aquellas personas interesadas en potenciar sus habilidades, destrezas, competencias, valores, actitudes y conocimientos en torno a ¿cómo ser un buen líder?. No contemplamos a los agricultores-mineros o campesinos y, las instituciones de educación menos. No obstante, replanteo esta percepción en el entendido en que nuestros agricultores y mineros requieren potenciar su creatividad, solidaridad, cooperación, eficiencia, cuidado del medio ambiente, consciencia en el ejercicio de sus derechos y deberes, así como sus deseos de superación personal.
Necesitamos potenciar las familias rurales-mineras de esta época con formación en liderazgo, emprendimiento e innovación para que también se sientan que habitan este mundo digital con un liderazgo visible, capacidad de transformar con calidad y eficiencia su realidad productiva y comunitaria, con nuevas habilidades intelectuales y emocionales como respuesta a la solución de sus problemas cotidianos. Si un campesino-minero no alimenta sus conocimientos, habilidades, valores, comportamientos y actitudes necesarias; no podrá asumir un liderazgo o protagonismo transformador. Al contrario, continuará en el campo de la ineficiencia, pobre desempeño laboral y poca productividad. 

Es importante trabajar en el “empoderamiento de su liderazgo” y potenciar sus competencias, auto-estima, creatividad e iniciativa  en pro de la autogestión y asociatividad a fin de lograr unos objetivos diferentes en la agroindustria y Minería. Fenomenal que la Gobernadora le apueste a este enfoque (formación de líderes). También, que ratificara al actual Secretario, puesto que realizó una excelente gestión (la mejor), goza de credibilidad-coherencia y no improvisaría en la formación de más líderes campesinos y mineros. 
 
Columna publicada hoy en el Diario la Nación: www.lanacion.com.co

jueves, 8 de diciembre de 2011

TLC: OPCIONES HUILENSES

Es preocupante que aún no se conozcan documentos, informes o estudios precisos en el que se analicen las opciones, ventajas y desventajas que tenemos en particular los huilenses con respeto a cada uno de los capítulos de los Tratados de Libre Comercio firmados por Colombia, especialmente, con los de Canadá y Estados Unidos, este último,  que aún se encuentra en la etapa o proceso de implementación. También, el hecho de no haberse generado una avalancha de propuestas con respecto a la forma como deben operar, la Comisión, Comités, Grupos y Consejos   que funcionarán en la ejecución de este último Tratado, al igual que la posición con respecto a situaciones que hagan menos gravosa la competitividad y productividad nuestra en atención a los productos o servicios que potencialmente ingresen. Como ciudadano del común, pregunto ¿porqué la Comisión Regional de Competitividad,  Rectores de Universidades e instituciones educativas locales, gremios, mandatario locales no han convocado para sentar la posición o definir estrategias (en  productividad, calidad, talento humano, alianzas productivas, asociatividad, fortalecimiento de agremiaciones, cadenas de valor, redes comerciales, sistema de información regional, identificación de micro-nichos de mercado, políticas industriales, etc.) que debemos seguir la ciudadanía en general y los empresarios en ese horizonte aún incierto que nos depara por la firma de estos Acuerdos Comerciales?, ¿será que estamos destinados a seguir de forma reactiva todo lo que se defina en otras esferas sin ser actores ni presentar propuestas al Comité creado para la implementación del Tratado con Estados Unidos (aún nos quedan unos 10 meses), como si no tuviéramos ningún reparo o más bien como si no conociéramos el contenido de los mismos?.  Anteriormente, advertí sobre la necesidad de hacer una pedagogía de estos Tratados. Ahora, no sólo ello es necesario sino que necesitamos propuestas, diagnósticos o estudios específicos y concretos por parte de los diferentes sectores en cuanto a los productos o servicios en los que nos focalizaremos para exportar, o los micro-nichos de mercado a conquistar, la formación del talento humano para el cumplimiento de estos cometidos, más el reto que tendrán de asumir la defensa en cuanto a las adversidades que enfrentaremos y, en ellas, encontrar oportunidades, etc. Ahora sí es urgente la unión en estos enormes retos; con el mapa de oportunidades no es suficiente, tampoco con la agenda interna.

Columna publicada hoy en el Diario la Nación.  www.lanacion.com.co