ASESORIA Y CONSULTORIA JURIDICA, EN EDUCACIÓN Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y ENTRENADOR EN LIDERAZGO

Abogado, Especializado en Gestión Pública, Maestría en Administración Pública (curso seminario de Tesis). Docente Universitario, investigador y capacitador. Columnista y conferencista en liderazgo, emprendimiento e innovación. Conciliador en Derecho. Amplia experiencia en el sector educativo, Administración Pública y liderazgo. Experto en gestión de fortalezas. Apasionado de la psicología positiva. No dude en contactarme y efectuar su consulta que de inmediato se dará respuesta oportuna a su llamado o consulta


UN NUEVO MODELO DE LIDERAZGO

Los nuevos líderes y trabajadores del futuro deben tener una habilidad que pueda venderse al rededor del mundo. Con esa habilidad; construir una marca personal, idea o un producto. También, colaborar con otras personas que son diferentes a nosotros, de ciudades distintas, de otras nacionalidades, de especialidades y géneros no iguales. Si no tenemos clara esa habilidad, seremos rápidamente reemplazados.

miércoles, 15 de febrero de 2017

CARTA AL PRESIDENTE

Columna publicada en el Diario la Nación el 15 de febrero de 2017

Excelentísimo Señor Presidente: desde hace tiempo tenemos problemas de gobernabilidad en nuestra Escuela Superior de Administración Pública-ESAP, pero más acentuados, en este gobierno. Esta afirmación, responde principalmente por la inestabilidad en la que se ha sometido la institución con los diferentes nombramientos de Director Nacional, como también de sus directores territoriales lo que ha impedido tanto definir como cumplir metas mucho más ambiciosas.

No es posible que la actual Directora esté en encargo desde mayo del año pasado, y un número determinado de directores territoriales, incluido el del Huila que ha sido más crítico. Mientras no se solucione en propiedad la Dirección Nacional, las direcciones territoriales, menos. La última perla se acaba de presentar con el resultado de las pruebas realizadas para llenar las vacantes de 5 Directores Territoriales, incluido Huila, después de un largo y tortuoso proceso, faltando con ello el respeto a la clase dirigente y comunidad en las regiones que no ven la ESAP despegar como debiera.

Resulta que 258 personas presentamos pruebas, de 364 habilitados (106 no acudieron a la cita) y, sólo pasaron 4. Desde luego, no con el mejor puntaje. Ni qué hablar del contenido del examen que más bien parecía hecho para docentes de Planta de la misma institución que llevan allí por lo menos 20 años en la misma. ¿Falló la ESAP al realizar las pruebas y ser el Departamento Administrativo de la Función Pública un convidado de piedra en las pruebas?, ¿Al ser tan tortuoso la espera de una convocatoria, proceso de inscripción, registro, aplazamiento de pruebas se diluyó el mérito logrando que no se presentarán más de 100 personas al examen?.  ¿En la cuna de la administración pública-ESAP-, dentro del examen se preguntaron cosas que anularon tantos talentos que se presentaron al mismo?, ¿O quienes nos presentamos a medirnos en conocimientos, fuimos tan desvergonzados al no pasar la prueba escrita?.

A estas alturas, Señor Presidente, no puede seguir en interinidad el cargo de Director Nacional de la ESAP, como lo ha estado el de COLCIENCIAS (que lleva más de 100 días). Tampoco, el maniqueo flagrante con los Directores Territoriales de la ESAP, siendo el más aberrante el del Huila donde la problemática es mayor por esta interinidad periódica sufrida. Es importante, contemplar la posibilidad de tener un periodo fijo (al menos de dos años) en estas dos instituciones (ESAP-Colciencias), y lo mismo para los territoriales. Cómo afortunadamente no se pueden armar las ternas porque todos perdimos, se puede reorientar este proceso y petición. Si se hubiesen podido armar las ternas, al nombrar nuevo Director Nacional en propiedad, rápidamente se cambiarían los Directores Territoriales que hubiesen sido nombrados. Ello sería un adefesio. Qué triste esto. Así, ¿cómo damos ejemplo del deber ser de la Administración Pública y de los principios del buen gobierno?.

jueves, 2 de febrero de 2017

MAS SOCIEDAD CIVIL


Columna publicada en el Diario La Nación, el 10 de febrero de 2017 www.lanacion.com.co

¿Dónde está la Sociedad Civil?.  Entendida como aquella que está organizada y hace contrapeso al Estado, que efectúa control social y político de manera incisiva. Si bien es cierto que este concepto de Sociedad Civil es muy difícil de conceptualizar y precisar, en el imaginario colectivo representa un ideal destinado a surgir de la disolución del poder político. Bobbio lo dio a entender como el espacio donde surgen y se desarrollan los conflictos económicos, sociales, ideológicos, religiosos que las instituciones estatales tienen la misión de resolver mediándolos, previniéndolos o reprimiéndolos. Lo anterior, sigue la línea de Marx y Engels que lo basan en el conjunto de las relaciones interindividuales que están fuera o antes del Estado. Pero cuando hablamos de políticas públicas, este concepto es tratado como la articulación entre las instituciones y la sociedad. Es por este motivo que terminamos por hablar más bien de actores. Habermas sí habla de los actores ya sean institucionales organizados y no institucionales donde se desarrolla el conflicto. Al fin y al cabo, no me interesa una clase sobre qué es sociedad civil. Lo que sí me motiva a gritar, es que necesitamos más acción de los diferentes actores sociales, mayor articulación y mejor entendimiento de ese espacio con relación al ideal perseguido: Sociedad justa.  En otras palabras, más fuerza de la acción de la sociedad civil. No es un secreto que el mundo ha cambiado, que tenemos nuevas formas de organización social, que hay grupos de presión distintos y, que quienes están representado el Estado (especialmente en los municipios), no tienen la formación y capacitación para entenderlo, como tampoco para comprender y actuar sobre las implicaciones que representa la gobernanza, metagobernanza, administración pública, gestión pública, gerencia pública, mercado, estado, gobierno, políticas públicas, partidos políticos, democracia y participación. Cada vez los intereses de esos actores son más específicos. Esas representaciones que aparentemente se tienen en los distintos comités, consejos o juntas directivas promovidas por los municipios o por la gobernación no garantiza la participación de todos. Esos grupos representativos que se han formado con la vieja tradición, responden es a intereses particulares. Quizás por ello la apatía en la participación. Pero, ¿cómo construir o fortalecer sociedad civil, si estamos fallando en la rendición de cuentas públicas?. ¿Cómo actúa una sociedad civil si desconoce información que tienen las diferentes entidades y que son necesarias para empoderarla?. Un ejemplo, es el boletín semanal que genera la Dirección Seccional de Fiscalías sobre el comportamiento de la actividad delincuencial en el Huila y que sólo conoce el Alcalde de Neiva y el Gobernador. Sumado al desconocimiento de estadísticas de juzgados, procuraduría, contraloría, defensoría, Comisarías de Familia, oficinas de control interno disciplinario, centros de conciliación, comisiones de Convivencias de las JAC, Personerías y hasta del ICBF. Fíjense, sólo este caso. Entonces ¿cómo actuar?. Se necesita fortalecer la sociedad civil. ¿Cómo?.