ASESORIA Y CONSULTORIA JURIDICA, EN EDUCACIÓN Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y ENTRENADOR EN LIDERAZGO

Abogado, Especializado en Gestión Pública, Maestría en Administración Pública (curso seminario de Tesis). Docente Universitario, investigador y capacitador. Columnista y conferencista en liderazgo, emprendimiento e innovación. Conciliador en Derecho. Amplia experiencia en el sector educativo, Administración Pública y liderazgo. Experto en gestión de fortalezas. Apasionado de la psicología positiva. No dude en contactarme y efectuar su consulta que de inmediato se dará respuesta oportuna a su llamado o consulta


UN NUEVO MODELO DE LIDERAZGO

Los nuevos líderes y trabajadores del futuro deben tener una habilidad que pueda venderse al rededor del mundo. Con esa habilidad; construir una marca personal, idea o un producto. También, colaborar con otras personas que son diferentes a nosotros, de ciudades distintas, de otras nacionalidades, de especialidades y géneros no iguales. Si no tenemos clara esa habilidad, seremos rápidamente reemplazados.

jueves, 29 de agosto de 2013

SAN AGUSTIN EN APP´S

Jueves, 29 Agosto 2013 00:00
Escrito por   en el Diario La Nación 
Con la pelotera por la autorización del traslado de esculturas del Parque Arqueológico de San Agustín para exposición en el Museo Nacional bajo la estrategia de promover, multiplicar o triplicar el turismo; nos deja varios sin sabores.
Primero que todo, la cultura agustiniana no la conocemos desde ayer, precisamente estamos en celebración de sus primeros cien años cuando comenzaron los trabajos exploratorios, me atrevería a decir, que casi comerciales.

En segundo lugar, muchos esfuerzos se han llevado a cabo no sólo educativos, sino de muestras, exposiciones, eventos, recursos económicos y hasta la traída de embajadores, cónsules, empresarios, extranjeros e incluso presidentes, comportándonos aún como si estuviéramos repitiendo la película del embajador de la india (atendiendo reyezuelos para ver si se interesan en los nuestro), sin lograr un verdadero impacto en cuanto a la debida apropiación, cambio de mentalidad, pertinencia, arraigo y motivación cultural por esta riqueza que cualquier precio no alcanzaría para indemnizarnos. Para redondear: el departamento, sin San Agustín, no sería el Huila. Lo que sí quiero aprovechar con toda esta pelotera, es la miopía, tapaojos de caballos o si se quiere del personaje del zorro de los gobernantes, empresarios del turismo, academia y comunidad huilense en aprovechar las nuevas tecnologías.

Aquí vale la pena darle garrote a la Universidad Surcolombiana que no ha sido capaz de tener siquiera una apropiación del tema, lejos de sus escasos y poca producción de artículos de investigación sobre nuestra cultura agustiniana. A estas alturas, cuando el mundo cambió, ya deberíamos tener todos los equipos tecnológicos para hacer transmisiones en tiempo real por las redes de alta velocidad (renata, clara, etc.) para el mundo entero y en vivo con conferencias, cursos, muestras guiadas y todo lo que se quiera de San Agustín debidamente interconectada con toda la academia mundial, museos globales, centros de convenciones, etc.

Igualmente, un equipo de creadores y diseñadores de contenidos para web en app´s con GPS sobre cada uno de los elementos que conforman la cultura milenaria de San Agustín y tener la guía “AllSanAgustínapp´s”. y no páginas web obsoletas y pesadas. Juro que con estas acciones desarrolladas, nos verían en tiempo real en el mundo entero sin gastar esfuerzos y dinero trasladando estatuas. El turismo no solo se quintuplicaría, sino que ingresarían recursos por derechos de autor o por eventos en streaming. Sería otro proceso cultural. 

miércoles, 21 de agosto de 2013

CORRUPTO O SOCIEDAD CORRUPTA


Verificadas las múltiples definiciones sobre corrupción o corrupto, éstas no permiten la aplicación o concreción en cuanto a un grupo específico de individuos y, mucho menos, determinan o establecen categoría alguna sobre el  corrupto. Podría parecer un poco polémico, pero en realidad la corrupción es una enfermedad, un fenómeno que sufrimos todos los individuos de acuerdo a nuestros propios comportamientos y no responde simplemente a la categorización de una persona.  Hablamos o repetimos (por influencia de medios de comunicación), que un individuo tiene justamente una serie de características casi que genealógicas o genéticas que lo identifican frente a otros por tener la costumbre de robar el erario público. Sin embargo, esto es falso. Sucede todo lo contrario. Todos los seres humanos, desafortunadamente tendemos hacia la corrupción. Lo que ocurre es que nos escudamos en justificaciones absolutamente hipócritas y nos autoengañamos con cualquier tipo de tonterías y estupideces para  escudar situaciones que nos comprometen. 

Pero,  ¿porque todos tendemos a la corrupción?. Sencillamente, por los siguientes elementos: 1.-  Un marcado interés personal. 2.- Obtención de un beneficio extraposicional y, 3.- El abuso de poder. Estos tres pilares, son desafortunadamente sobre los cuales gira nuestra  sociedad de occidente. En primer lugar, ¿Qué hace que un ser humano o individuo actué o cuál es su interés para proceder?. ¿Será única y exclusivamente por un interés altruista, comunitario o de cualquier otra naturaleza?. Desafortunadamente no. La mayoría de los individuos en la sociedad actúan por un interés personal. Como segundo, siempre que se realiza una actividad, por más noble que sea, se quiere obtener un beneficio adicional, no sólo altruista o filantrópico. Por último, en cuanto al abuso del poder, siempre se reflexiona en que ésta es la figura más desastrosa que ha existido en la humanidad. Pero aún, todos, desafortunadamente somos unos pequeños abusadores del poder desde la infancia y en diferentes contextos, en la familia, con los amigos, en la organización donde trabajamos o cualquier otro espacio. No importa si estamos en la posibilidad de ostentar  un poder mínimo, pequeño o grande. Estos argumentos,  lo han confirmado diversos estudios o corrientes psicológicas que van desde el conductismo hasta el individualismo, desde autores como Albert, Skinner, Young o Freud quienes han concluido que entre todas las finalidades del individuo, una en particular, es la obtención del poder. Entonces, debemos entender que el poder no necesariamente se ejerce bajo el contexto de una normatividad, ni bajo el contexto del cumplimiento estricto de una teoría. En el caso del ejercicio del poder absoluto, éste no sigue ni cumple regla alguna. Por lo tanto, corresponde al patrón propio de quien es corrupto.  Esto implica que, cuando una persona llega a una determinada situación del ejercicio de poder, por ejemplo a un determinado cargo, ese poder se manifiesta al máximo, o al menos se visibiliza  profundamente cuando el individuo no tiene ni siquiera un parámetro mínimo de honestidad, constituyendo su actuación o actos el reflejo del verdadero ejercicio de poder. Entonces, llegamos a una desafortunada situación o conclusión de que todos los individuos tenemos,  tendemos y queremos desde nuestro inconsciente o subconsciente, obtener esta manifestación, espacio o situación de poder.

Es importante recalcar, que frente a la obtención de beneficios (no porque uno considere o quiera este tipo de valores)  por el hecho de estar en una sociedad occidental en la que llevamos muchos años diciendo y admitiendo mentiras, estupideces y tonterías, en cuanto a que, la corrupción simplemente se puede determinar es a partir de la educación y del modelo social, que realmente no existen, no corresponde, porque nuestros parámetros de conducta siempre están enfocados o predeterminados es hacia la obtención de beneficios de la manera más sencilla posible. 

Existen varios ejemplos. Entre ellos, el que se personifica jocosamente con quién podríamos llamar, en este caso, Jhony. Jhony, era un niño que creció con el ejemplo que le dio su padre como cualquiera de nosotros; un padre que  por supuesto, declara renta bajando los ingresos de todos su bienes. Un padre que cuando el niño le decía: no quiero ir al colegio, inmediatamente, reflexionaba o se preguntaba: ¿entonces qué hacemos?. Después de haber auscultado resuelve que mejor a través o con la influencia de su tío que es médico se le consiga un certificado médico para presentar la excusa perfecta y quedar muy bien en el Colegio. Por supuesto que Jhony tiene amigos, que le ayudan y le contribuyen a respaldar su intención o petición. Entonces, si esto es repetitivo en una institución educativa o universidad, en la que se construye el futuro de los jóvenes ¿cuál sería el ideal del estudiante?. ¿El ideal de Jhony o el ideal del estudiante honesto?. ¡Por supuesto que no!. El ideal que siempre se construye y se forma es el del abuso, el del que consigue todo fácil, el estudiante que se gana todo, las mejores notas sin ni siquiera estudiar. Ese es el ideal, que lamentablemente se impone.

Si nosotros estuviéramos en otro contexto, por ejemplo, el del programa famoso de televisión llamado “los Simpsoms”, la situación sería diferente.  Si los Simsomps estuvieran en Colombia, Bart Simpsoms sería el presidente de Colombia, más o menos. Sí, porque es el individuo que consigue todo fácil, es el individuo que engaña a todo el mundo, el individuo que abusa de todo el mundo. Fíjense incluso como irónicamente, en toda la proyección que se hace del futuro de los Simsomps, finalmente Bart, termina no tan bien. Mientras que Lisa, que es la juiciosa, termina con una posición mucho mayor.

Pero estamos en Colombia, desafortunadamente y, el sistema no funciona así.  estamos en la gran sociedad de la malicia indígena donde al individuo que más admiramos socialmente, desafortunadamente es el individuo facilista, el individuo que se gana una beca y no quiere estudiar, el individuo que jamás coge un libro y se saca cinco, ese es patéticamente el individuo que nosotros endiosamos en Colombia. Pero esto no para ahí. Jhony sigue creciendo un poco y le toca  prestar el servicio militar. Pero ¿qué ocurre?; que Jhony evade el servicio militar, o lo presta, como el hijo del Presidente Santos y obtiene medallas de madera cuestionable que son reservadas para los hombres con mucho más grado o esfuerzo aportado. Luego, más adelante ingresa a la Universidad. Y, ¿qué intenta hacer ya en su calidad de estudiante universitario?. Por supuesto,  desea obtener la máxima nota a través, no de estudio, sino simplemente de la copia, del plagio y otra serie de mecanismos, menos el del esfuerzo concienzudo. Y, entonces, la mayoría de nosotros pues vamos alimentando esta situación.

Posteriormente, un día, no por casualidad Jhony presencia que sus padres comenten una infracción de tránsito, los detiene un Policía y, como todo policía, prácticamente todos, porque eso en la realidad  se ve de manera cotidiana, éste les dice ante el problema presentado: ¡pues yo quiero ayudarlo, no quiero perjudicarlo, entonces colaboremos juntos en ese problema!. ¿Y qué es lo que termina sucediendo?: que ambos ceden a la corrupción. Jhony observó y se le gravó en su mente cómo sus padres hicieron eso y le queda grabado como parámetro de conducta. Entonces, ¿todas estas conductas se sancionan socialmente?. No, no se sancionan socialmente. Es más, todo lo contrario, son unos antivalores que tenemos como los grandes pilares en nuestra sociedad. El individuo que no estudia y que saca cinco ¿quién es para nosotros?: el más inteligente, el individuo que no paga el servicio militar, al que se le pueden perdonar ciertas actitudes, incluso antisociales. Pues resulta que es el admirado por ser el más vivo, el individuo que no declara renta, el que no se deja robar del Estado. Entonces, surge el patrón de comportamiento en el entendido que como todo el mundo roba, entonces yo tampoco pago impuestos o cumplo mis deberes mínimos y desafortunadamente sobre esos valores se construye nuestro imaginario colectivo. Sin embargo, hipócritamente nosotros venimos siempre a decir: es que la corrupción es algo indefinido, allá inconcreto y yo no sé en qué momento se volvieron extraterrestres (quiénes tienen la responsabilidad de legislar, administrar justicia o gobernar), y además, porqué se volvieron distintos a nosotros.  Esto lo reflexionamos cuando pensamos en los individuos que trabajan en una Alcaldía, en el congreso, en una entidad pública. Pero debemos tener en cuenta que ellos también han sufrido la corrupción como cualquiera de nosotros y sustancialmente tuvieron esos mínimos baches, esos mínimos ejemplos de parte de sus padres.  No obstante, ante el aparente rechazo, de alguna manera a ellos los llamamos individuos corruptos,  aunque esté de presente que no queremos reconocer que lo que tenemos realmente es una sociedad corrupta y desde el punto de vista de los mecanismos de la personalidad lo que queremos es aislar los grandes defectos.  Eso es como cuando una persona tiene un defecto y se intenta aislarlo. Pues así también hacemos con esta serie de individuos que catalogamos como corruptos que finalmente los involucramos o se dejaron involucrar en grandes escándalos de corrupción y son los que en estos momentos están en la cárcel simplemente como mecanismo de defensa del yo, de la reflexión. Cuando el individuo por ejemplo, que es cojo, homosexual y se habla mal de éste último, es más bien porque realmente está reprimiendo el hecho de que también quiere ser homosexual. ¿Pero quién reprime esos deseos?. Entonces, así muchas veces le pasa a nuestra sociedad con el fenómeno de la corrupción. Decimos ese individuo es corrupto. Más bien, ¿no será que nosotros queremos entrar desafortunadamente en ese sistema?, ¿no será que nosotros queremos ser como esos políticos que de un momento a otro llegaron a ser multimillonarios?. Por supuesto, no estamos  haciendo una propagación de los valores de la corrupción, sino que estamos diciendo cómo realmente es la sociedad colombiana, y por eso ¿cuáles son los mecanismos que tienen que establecerse y construirse para la lucha contra la corrupción?.

Por lo tanto, dejémonos de estupideces, de tonterías, de aceptar que hay corruptos, individuos completamente distintos a nosotros, y que debemos sancionarlos fuertemente. No. El corrupto puede ser cualquiera de nosotros como diría una propaganda que se hizo hace mucho tiempo, Pérez, soy yo, Aurelio, puedo ser yo, el corrupto puedo ser yo, cualquiera de nosotros puede llegar a un acto de corrupción. Por eso las medidas que se tomen frente a la corrupción no son medidas que se tomen frente a extraterrestres, son medidas frente a cualquiera de nosotros para evitar las tentaciones que tiene la  corrupción.

Estos aspectos pretendieron abordarse en el nuevo Estatuto Anticorrupción.  Más aún, cuando se incluyó un eje transversal que hace alusión al aumento de las inhabilidades. Pero recordemos. Todos los individuos tendemos a la corrupción, todos los individuos podemos tener tentaciones, ¿quién no la ha tenido?.  Que sucede si en estos momentos, Usted fuera un juez de la República y en el ejercicio de sus funciones,  le llegara un caso de un primo, amigo, o el de su papá o de un hijo. ¿Será que uno no tiendo a favorecerlo?. Por supuesto que tiendo a favorecerlo. Pero, ¿cómo evitamos esas tentaciones?, ¿por qué no evitamos que me lleguen esos procesos?, ¿por qué no se los damos a otra persona?. En ese campo del régimen de inhabilidades, llegamos al reconocimiento de que los individuos podemos llegar a cometer un acto corrupto y de allí que lo que tengamos es que impedir ese contacto con el conflicto, impedir los conflictos de interés.

No seamos hipócritas frente a la corrupción, el corrupto no es un extraterrestre, el corrupto puede ser cualquiera de nosotros, evitemos caer en estas tentaciones y la mejor forma de luchar definitivamente contra la corrupción es absteniéndonos de tener que actuar en determinados casos porque de lo contrario, lo que estamos haciendo es favorecer la corrupción. La corrupción se da en todos los escenarios, públicos y privados, en todas las profesiones, en todos los sectores y con cada una de las personas. También en todos los rangos o cargos que se desempeñan, se da en las familias y hasta en cualquier tipo de organización. Por lo tanto, el esfuerzo que debemos tener, es no caer en tentaciones que conduzcan a la corrupción en cualquier nivel (público o privado).

jueves, 15 de agosto de 2013

HACIA UNA MINERIA RESPONSABLE


Jueves, 15 Agosto 2013 04:41


Se llevó a cabo por parte del Sena, el foro sobre el camino de la minería responsable y productiva que debemos transitar los huilenses a fin de hacer de este, un sector competitivo, respetuoso de los más altos estándares que eviten la accidentalidad, el desastre ambiental, la violación de derechos laborales, la pérdida de vidas humanas, el nulo avance tecnológico de sus operaciones, menores de edad trabajando, apatía hacia la actividad, escasa formación, capacitación y especialización, así como el poco y lento proceso de generación de conciencia en cuanto a la necesidad de asociatividad y ganancias colectivas.

El hecho de conocer toda la problemática que enfrenta este sector, implica un compromiso ciudadano para contribuir en la reflexión y hacer un llamado a todas las instituciones de educación, sociedad civil e institucionalidad en cuanto que sí podemos salir adelante con esta apuesta productiva definida en la agenda de competitividad, pero que hasta ahora, aún no muestra avances importantes, precisamente por la carencia en el cumplimiento de planes estratégicos articulados y no solo de la gobernación. Los siguientes aspectos, nos deben motivar para actuar.

En el país, sólo hay 9439 títulos mineros pero se ha especulado con los mismos, únicamente el 10% del territorio nacional ha sido explorado, se han efectuado 6.263 solicitudes mineras, existe un número importante de proyectos en exploración y en proceso de licenciamiento.
Desde hace 20 años no aparece ningún nuevo proyecto de impacto, el avance de la minería ilegal mecanizada se ha desbordado, se evidencia una débil infraestructura para la competitividad del sector (así se hubiese hechos algunas reformas), a pesar de aumento en la demanda por minerales.

Es fuerte aún la oposición de algunos sectores a la minería, existen ecosistemas sin delimitar a escala adecuada como parques, reservas naturales, etc. Únicamente están censadas 14.357 unidades de producción minera de los cuales el 37% tienen título, 47% son operaciones en minerales no metálicos, 31% minerales metálicos, 22% carbón, 2% en piedras preciosas. Pero lamentablemente 72% vinculan menos de 6 empleados, 35% pagan regalías, 25% lo hacen a salud, sin contar los muertos en accidentes que en el 2010 fue de 175, 2011, 107, 2012, 83 y en el 2013, 32 comparado con Perú que tiene una máxima de 17 muertes al año y Chile que no supera los 10. ¿Cómo estaremos en el Huila?.

jueves, 8 de agosto de 2013

¡NO PUES!, QUEDAMOS FELICES

 
 Jueves, 08 Agosto 2013 05:42

La verdad, quedamos perplejos con la visita del Presidente a la ciudad de Neiva. Se evidencia una vez más que definitivamente lo más importante es pan y circo para mantener contento al pueblo. Esto lo expreso porque en pasillos, cafeterías, calles, corrillos, aulas y hasta en la Asamblea, la constante era que el Presidente no había cumplido con el Huila, incluso, este descontento se materializó fugazmente con una propuesta de declararlo “persona no grata”. 

 Los lamentos o quejas tenían que ver en que ya pasaron tres años y ni siquiera tuvo en cuenta a un ilustre paisano en un alto cargo de la rama ejecutiva, que no había materializado proyectos de gran envergadura para el departamento, que entrego el aeropuerto pero mal terminado, que a duras penas recibía a ciertos huilenses en palacio pero no les concretaba nada, que ningún Ministro accedía a las peticiones de los parlamentarios ni siquiera para cuotas burocráticas, mucho menos a los Alcaldes para patinar y mendigar por proyecticos o quejarse del proceso de los recursos de regalías manejados por los OCAD, entre otros llantos.

Pero no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista. El Presidente por fin nos honró con su visita y para que estuviéramos más felices, nos hizo sentir en paz y reconciliación al demostrarnos que sí se podía quedar en un hotel y no en la guarnición militar. Con eso no más, cambió toda la percepción para ya no expresarle nuestro malestar, indignación ni desconfianza en hechos concretos para el Departamento.

Es decir, para no ratificarle, ni siquiera para decirle de frente la iniciativa de un diputado, que a propósito en todos los actos, ni siquiera le vi esa intención de repetirle lo que medio promovió en un medio de comunicación local. Pero bien, de su visita, nos dejó sólo intenciones (que luego quedarán en un documento Conpes. Sería bueno contabilizar cuantas iniciativas de estas visitas nos han dejado en este valioso libro de los sueños durante estos últimos 10 años), porque ni siquiera contagió a la ciudadanía con su carisma.

Destacable que participó en la inauguración de la Fundación FET, pero allí no hay recursos estatales. Tengo presente la imagen de la visita en campaña y tres años después nos la repite. Y todos felices. Pero más los parlamentarios. No observo nada concreto. ¿Ustedes?

jueves, 1 de agosto de 2013

MIEDO A CAMPAÑA DE MINAS

Columna escrita y publicada en el Diario la Nación

Agosto 1 de 2013

Colombia como segundo país con minas antipersonal, desde 1990 al presente tiene 10253 víctimas y 219 ocurrieron en el Huila. La semana anterior, nos visitaron dos pasantes-voluntarias canadienses que estuvieron en Algeciras y Neiva, pertenecientes al programa “voluntariado de la acción contra minas” de la campaña colombiana contra minas, a fin de conocer de cerca y tener una percepción más clara y precisa sobre esta problemática. Su objetivo: visibilizar el tema de minas y víctimas para contribuir en la sensibilización pública para que la sociedad civil se empodere (mediante prevención, evitando riesgos y salvando vidas sin sesgos políticos) y le den a entender a los grupos armados al margen de la ley que esta acción es cruel contra la humanidad y, de esta forma, dejen de utilizarla. Resumieron su visita, así: En Colombia, principalmente en las ciudades no se le está dando la atención suficiente porque los citadinos conviven o esquivan el tema del conflicto y eso es grave por la posibilidad de ayudar a la gente; en la zona rural hay falta de conocimiento de los derechos humanos y eso es aún peor; el tema de minas se ha tocado de manera ligera e improvisada por las autoridades, aunque eso es responsabilidad del Estado; es urgente y relevante poner el tema de minas en las conversaciones de la Habana para saber qué hacer y también para que nos digan los sitios exactos donde están sembradas; que la guerrilla debe entender que Colombia ratificó la convención internacional contra minas y eso ya es obligatorio, se trata de procesos humanitarios; la Ley 1448 no se ha implementado bien, carece de recursos y participación ciudadana, además de haberse reglamentado dilatadamente; en Algeciras, nadie quiere y se atreve a hablar del tema; en Neiva, falta trabajarlo, no se han empoderado. En general, el Huila a pesar de las cifras, está en los últimos lugares en tomar partido y empezar a empoderar la ciudadanía, pues no tiene ni siquiera un documento de base para actuar, mucho menos líderes y funcionarios visibles y ni qué decir de la carencia de recursos y responsables. Concluyeron, que si bien es cierto el asunto es controvertido, sensible y desconocido, la sociedad civil debe luchar frente a ese miedo y empoderar todas las acciones contra las minas antipersonales. Se trata de los derechos fundamentales.