ASESORIA Y CONSULTORIA JURIDICA, EN EDUCACIÓN Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y ENTRENADOR EN LIDERAZGO

Abogado, Especializado en Gestión Pública, Maestría en Administración Pública (curso seminario de Tesis). Docente Universitario, investigador y capacitador. Columnista y conferencista en liderazgo, emprendimiento e innovación. Conciliador en Derecho. Amplia experiencia en el sector educativo, Administración Pública y liderazgo. Experto en gestión de fortalezas. Apasionado de la psicología positiva. No dude en contactarme y efectuar su consulta que de inmediato se dará respuesta oportuna a su llamado o consulta


UN NUEVO MODELO DE LIDERAZGO

Los nuevos líderes y trabajadores del futuro deben tener una habilidad que pueda venderse al rededor del mundo. Con esa habilidad; construir una marca personal, idea o un producto. También, colaborar con otras personas que son diferentes a nosotros, de ciudades distintas, de otras nacionalidades, de especialidades y géneros no iguales. Si no tenemos clara esa habilidad, seremos rápidamente reemplazados.

martes, 16 de febrero de 2016

POR AHÍ NO ES EL CAMINO

Martes, 16 Febrero 2016 05:50
 
Columna escrita en el Diario la Nación       

Con motivo de la invitación electrónica al conversatorio “¿Cómo va la seguridad en el Huila? ¿Qué va a pasar con el Ejército en la estabilización y consolidación de la paz?”, surtida por la Cámara de Comercio y que tendrá como exponente al nuevo comandante de la V División del Ejército, sentí inmediatamente como si me hubiese dado “urticaria”. Sino es porque anteponen el cuestionamiento de cómo va la seguridad, estaría en cuidados intensivos. No es posible que estemos ensillando el caballo sin haberlo amarrado. Mucho más, cuando se está improvisando hasta en el manejo de la priorización de municipios en los que se focalizará la inversión de darse el posible acuerdo al que ya está en agonía su fecha límite establecida unilateralmente por el Presidente. Por ahí no es el camino.

El comienzo debe ser una fuerte pedagogía para elaborar, desarrollar y exponer, los cuatro escenarios que en una condición de posconflicto presenta una localidad o región del país después del Acuerdo en un horizonte de 20 años como mínimo (2037). Para ello, debemos partir por apropiar el marco teórico y conceptual de la “teoría del conflicto” que bien expone Percy Calderón Concha al fundamentarse en el sociólogo y matemático Johan Galtún, que brinda importantes aportes sobre la epistemología de la paz. Luego, socializar el aporte realizado por Gonzalo Wielandt en “Hacia la construcción de lecciones del Posconflicto” sobre los casos puntuales de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, en el que evidencia que después de la firma de estos acuerdos, será complejo erradicar la cultura de la violencia en todas sus manifestaciones pues como efecto esta se multiplica en diferentes niveles y actores.

Realizado estos ejercicios pedagógicos, con la misma población, hay que describir el estado actual del conflicto y el desarrollo humano que presenta la localidad objeto de observación. Descrito lo anterior, elaborar un Mapa de Tensiones del conflicto y del estado del Bienestar humano de la localidad observada. Luego, narrar los posibles escenarios futuros (2037), tomando como variables el Posconflicto y el Bienestar. El cuestionamiento central estará alrededor de la siguiente pregunta: ¿Cómo hacer para llevar el estado actual que presenta la localidad y/o región al escenario deseado para el 2037? Es decir, ¿qué estrategias o políticas se deben diseñar e implementar para su logro? De aquí, proponer por lo menos unas cinco y luego explicitarlas. ¿Pero qué? Si ni siquiera hemos hecho pedagogía de la Ley sobre cátedra de la paz. Tampoco conocemos lo de La Habana. Mucho menos lo del plebiscito. Ni qué decir de las zonas de concentración. Lo único que sí conocemos es el “unanimismo” del discurso del Gobierno. ¿Estará en esta tónica el Comandante del Ejército? Debemos empezar con estos ejercicios en Algeciras, Colombia, Palermo y Neiva. Otros tenemos distinta visión.
 

miércoles, 10 de febrero de 2016

INSTITUCIÓN MAS QUERIDA

Miércoles, 10 Febrero 2016 05:22

Columna escrita en el Diario la Nación  

Definitivamente me hacía falta conocer la institución más querida por los colombianos. Si bien es cierto referencio el sistema educativo colombiano en mi calidad de estudiante (escuela, colegio, universidad), y también por la experiencia laboral y profesional en el sector educativo; no tenía pleno conocimiento del modelo de educación para el trabajo y/o por competencias laborales. El año anterior, tuve la oportunidad de estar en las entrañas de una de sus regionales, en el Departamento del Guainía, y pude ratificar con suficiente acervo probatorio, el calificativo ganado, dentro de las instituciones del Estado, por encima del ejército y la policía. Desde cuando trabajaba en la Universidad UNAD, donde nos autocalificábamos ser la única Institución estatal que llegaba al rincón más alejado de la geografía nacional, estaba equivocado. Se trata del SENA.

Ahora que tengo elementos sobre la labor que esta institución de formación cumple con los colombianos, si pudiera devolverme en el tiempo, no dudaría ni un solo instante en estudiar uno de sus programas técnicos, tecnológicos o formación complementaria. Después, sí saltaría a culminar mis estudios en la Universidad. El capital humano del que dispone (instructores), los envidaría cualquier universidad. En parte, gracias a que en el ranking sobre el pago a los mismos, es mucho mejor aquí que en la mayoría de instituciones de educación que sólo buscan un ánimo de lucro. Quedé sorprendido con su modelo pedagógico, funcionamiento administrativo, plataformas, sistema de gestión de calidad, que bien pueden ser seguidos por otras organizaciones, no sólo educativas. Sin embargo, lo más importante, es la labor cumplida con los estudiantes (aprendices), que sin importar de donde pertenecen (región, credo, partido o cualquier otro factor); el reto lo constituye mejorarle su calidad de vida. Y bien que sí se cumple. Ni que hablar de todos los logros obtenidos  dentro y fuera del país en todas las áreas de su misión.

En el Huila, la fortuna es grande al contar con su presencia a través de los distintos centros de formación y la posibilidad de ingreso de estudiantes a sus programas.  Pero en los departamentos más alejados del centro del país, la cosa es diferente. Por ejemplo, en el Guainía donde sólo hay un Centro en medio de la selva y ríos de más de 70.000 km2, cubre, llega y apoya donde ni siquiera llega la misma gobernación, único municipio o cualquiera otra organización lo hace. Si fuera gobernante, me la jugaría con el SENA como camino para la educación. Más ahora, cuando su nuevo Plan Estratégico 2015-2018: “Impactando el empleo decente, la productividad y la generación de ingresos”, tiene metas ambiciosas. Las universidades no han aprendido de este modelo. Que importante es garantizar que el Producto (aprendiz) acceda al mercado laboral. Fui un afortunado.